Dos Leonas que hicieron historia: Delfina Merino y María José Granatto

Dos Leonas que hicieron historia: Delfina Merino y María José Granatto

Mundo Hockey
0

A 11 mil kilómetros de distancia de Buenos Aires, atiende el teléfono María José Granatto. Acaba de convertirse en la mejor jugadora joven de 2017. La emoción es doble: fue por segunda vez consecutiva. O triple, porque al lado está Delfina Merino, que ahora es la mejor jugadora del mundo, ese mismo premio que le dieron ocho veces a Luciana Aymar. Viven su momento de ensueño y se lo cuentan a Clarín las integrantes del seleccionado argentino de hockey sobre césped, minutos después de la premiación en Berlin y antes de arrancar la cena de festejo. Una comida que no olvidarán jamás.

Primero subió al escenario Majo. La imagen despertó risas en todos los que estaban presentes: fue a buscar el premio y no esperaba que el saludo fuera doble. Cuando se dio cuenta, quiso devolver el segundo beso pero el que le entregó el premio ya estaba posando para la foto. “Ni sabía cuántos besos me iba a dar y lo dejé pagando mal con el segundo. Después él me dejó pagando a mí, ¡ja! Estaba nerviosa”, relata la anécdota la platense. Y confiesa: “Me estallaba el corazón”.

Es el orgullo de Banco Provincia. Viajó sola con Majito, como le dice ella y se encontró con sus padres allá. Tiene experiencia y muy lejano queda su debut con las Leonas en 2009 y su rápida consagración en el Mundial de Rosario 2010. Es Merino la mejor del mundo, pero ella aún no lo cree. “No sé ni siquiera si empecé a caer o si estoy cayendo ahora. La verdad es que lo disfruto porque son muchos años que llevo en el seleccionado. Desde muy chica fui apasionada por el hockey. Me enamoré de este deporte. Tuve el sueño de llegar a Las Leonas y lo conseguí. Esto es como la frutilla del postre”, cuenta desde el otro lado de la línea.