Fenati podría enfrentarse a cargos por intento de homicidio

Fenati podría enfrentarse a cargos por intento de homicidio

Estación Tuerca
0

Romano Fenati está viviendo las peores 24 horas de su vida. Entre ayer y hoy, el piloto italiano se ha quedado sin plaza en su equipo actual, el Marinelli Snipers Team, y ha visto como MV Agusta hacía oficial un comunicado de prensa en el que anulaba el contrato que vinculaba a Fenati con la fábrica de Varese en Moto2 la temporada 2019.

Sin embargo, los problemas de Fenati podrían no acabar aquí. De acuerdo a la información publicada por GPone.com, una de las asociaciones en defensa de los derechos de los consumidores más grandes de Italia, CODACONS, ha enviado una queja al fiscal de Rimini para que determine si la maniobra que Fenati ejecutó sobre Stefano Manzi en Misano puede estar considerada como un intento de homicidio.

Por este motivo, esta asociación ha decidido presentar “una queja ante la oficina del fiscal de Rimini solicitando al magistrado que determine si la maniobra de Fenati puede constituir algún tipo de ofensa penal, incluyendo un intento de homicidio, y en ese caso proceder contra él con la pena que se considere apropiada”.

Niccolò Canepa: el antecedente

La maniobra ejecutada por Romano Fenati en Misano recuerda mucho al suceso que protagonizó Niccolò Canepa en el año 2013. El piloto italiano participaba por aquel entonces como monitor en una rodada organizada en el Circuito de Mugello, dándole rueda a un motorista novato que estaba conociendo el trazado de la Toscana.

Durante una de las tandas, Canepa se colocó en paralelo a la moto de otro participante, Davide Cappato, que le había adelantado previamente demasiado cerca y, presuntamente, accionó su freno delantero de forma brusca, provocando su caída y, en consecuencia, una fractura de clavícula. Este motorista llevó a juicio a Canepa acusándole de un delito de asalto y agresión, una vista que se llevó a cabo el 30 de septiembre de 2015.

Canepa se defendió entonces alegando que él nunca había tocado la maneta de freno del otro piloto, y que se limitó a darle un golpe en el antebrazo para llamarle la atención por haberle adelantado en más de una ocasión a escasos centímetros: “Estaba poniendo en riesgo mi seguridad y la de mi pupilo. Mi mano tocó el antebrazo de Cappato.  Probablemente estaba asustado, presionó demasiado fuerte el freno y perdió el control de su moto. Eso es“, dijo entonces el piloto italiano.