¿Juan Bautista pidiendo por una peña solidaria?

¿Juan Bautista pidiendo por una peña solidaria?

Locales
0

Lo veía y no lo podía creer. Haciendo zapping, anoche, decidí mirar algunos minutos la TV Pública, donde se transmitía el Festival de Jesús María. Hasta ese momento todo bien. Pero luego mis sentidos no podían aseverar lo que estaban apreciando, el “trobador” Juan Bautista pedía a los presentes que se sumen a una peña solidaria.

Sí, el padre del homicida de Maru Ellena, pedía por una peña solidaria. Sí, el jefe de la familia que dejó abandonada a la joven sanfrancisqueña en pleno Bv. Chacabuco de Córdoba Capital pedía por una peña solidaria. Sí, el padre de la familia que escondió el auto y limpiaba la sangre mientras Maru agonizaba en la vía pública pedía por una peña solidaria. Sí, el hombre que jamás se acercó a pedir perdón a los Ellena por el accionar de su hijo y el destrato hacia la familia de la víctima pedía por una peña solidaria.

Claro está que las personas cometen errores en la vida, y el músico no está exento. Tampoco está mal que con su popularidad se sume a una movida solidaria. No obstante esto, debería saldar su deuda moral con la familia de San Francisco antes de construirse como una persona caritativa en una pantalla que recorre el país.

¿De qué solidaridad habla Juan Bautista?

maru-ellena

 

Caso Maru: hubo picada, pero los conductores no se representaron la posibilidad de matar

Catriel B. fue condenado por homicidio culposo agravado y conducción peligrosa. Un juez penal juvenil deberá fijar la pena ya que era menor de edad al momento del hecho. Gustavo Lucca fue condenado a 2 años y 4 meses de prisión de ejecución condicional.

La Cámara 4ª del Crimen de Córdoba condenó por unanimidad a los dos jóvenes que corrían la picada que terminó con la muerte de Mariana Ellena en septiembre de 2011, pero consideró que no se habían imaginado el resultado trágico que finalmente tuvo.

Es decir, consideró que se trató de un homicidio “culposo” y no “con dolo eventual”, lo que hubiese empeorado su situación.

El tribunal halló a ambos jóvenes responsables del delito de “conducción peligrosa” por la picada. Y a Catriel B., además, lo condenó por “homicidio culposo agravado”, porque fue quien embistió en un Fiat 147 a la profesora de educación física en la intersección de Chacabuco y Corrientes.

De esa manera, el tribunal consideró que “Maru” murió en una picada callejera, contra el criterio del fiscal Raúl Gualda (ausente durante la lectura del veredicto).

Ahora, a Catriel debe fijarle la pena un juez Penal Juvenil, dado que tenía 16 años al momento del siniestro vial.

A Gustavo Gastón Lucca, el otro joven que participó -según el tribunal- en una picada a bordo de un Fiat Spazio, se le impuso una pena de 2 años y 4 meses de prisión en suspenso, más el doble de inhabilitación especial para conducir vehículos. Además, le ordenaron rigurosas condiciones de conducta a cumplir durante el plazo que dure la ejecución condicional de la condena.