Tembló y el mar retrocedió cuatro metros

Tembló y el mar retrocedió cuatro metros

Internacionales
0

Autoridades de protección civil de Honduras descartaron la formación de un tsunami en el Caribe del país debido al terremoto de magnitud 7,6

Las aguas del mar Caribe guatemalteco retrocedieron hasta cuatro metros tras el terremoto de magnitud 7,8 en la escala abierta de Richter registrado anoche frente a Honduras, informó hoy una fuente oficial.

Un portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Julio Sánchez, explicó que el alejamiento del mar en toda la costa del Caribe se detectó durante un monitoreo.

Aseguró que el mar retrocedió entre 3 y 4 metros y que se espera que vuelva a su normalidad en las próximas 48 horas.

Aunque inicialmente el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) emitió una alerta sobre un posiblemente incremento de las olas, “hubo un cambio repentino en las costas del Caribe y el mar retrocedió”, enfatizó.

El funcionario agregó que el terremoto registrado en Honduras fue sensible en los departamentos de Izabal (Caribe) y Petén (norte).

“El informe preliminar del monitoreo realizado no refleja víctimas ni daños materiales”, aseguró.

Asimismo las autoridades de protección civil de Honduras descartaron hoy la formación de un tsunami en el Caribe del país debido al terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter registrado anoche.

“La ola de tsunami fue descartada” tras el terremoto, dijo a periodistas el subjefe de operaciones de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, Marvin Aparicio.

Previamente, la Copeco había decretado una alerta verde o preventiva para cuatro departamentos del Caribe del país ante la posibilidad de tsunami debido al terremoto, que ocurrió hacia las 21.00 hora local del martes (03.00 GMT de hoy) en el Caribe entre Honduras y Cuba.

Aparicio advirtió a la población que es probable que en las próximas horas se registren réplicas del terremoto, registrado a unos 228 kilómetros al noroeste de Patuca, en Honduras, y a unos 30 kilómetros de profundidad.

Fuente: Sin Mordaza -AFP