Locales

Caso de facturas truchas: Niegan la excarcelación a Benso y Barbieris

Caso de facturas truchas: Niegan la excarcelación a Benso y Barbieris

La Justicia Federal rechazó el pedido de excarcelación a Domingo Benso de Devoto y Pablo Barbieris de Morteros, quienes están detenidos en el marco de la causa de “facturas truchas”.

Los detenidos por orden de la Justicia Federal son Pablo Barbieris, Omar y Agustín Gianelli de Morteros. Domingo Benso, Diego Manzotti, Mauricio Pizzi y su esposa Maria Abtt de Devoto (Recibió prisión domiciliaria) , Miguel Montali (Recibió prisión domiciliaria), Lucas Zopetto de San Francisco, Rodolfo Luis Tapiero, Mario Elias Tapiero, Mariano Planells y Marlene Von During (Recibió prisión domiciliaria).

La banda delictiva desbaratada por la Justicia Federal a partir de una denuncia realizada por la Afip, accionaba con distintas maniobras para robar con la complicidad de quienes compraban la documentación apócrifa, habría facturado por cerca de los 10 mil millones de pesos, de los cuales alrededor de cuatro mil millones corresponden a la causa que investiga la Fiscalía Federal de San Francisco con un robo que estaría en el orden de los dos mil millones de pesos.

La organización delictiva de acuerdo a averiguación realizadas por Regionalísimo contaba con una ingeniería bien aceitada para la venta de facturas con la intervención de 87 personas presta nombre, de los cuales muchos de ellos además se dedicaban a la comercialización de las mismas a cambio de una comisión bajo la pantalla de ser vendedor de algún producto o comprador de producción. Todos esos eslabones del grupo de delincuentes están siendo investigados, mientras que los cabecillas de la banda fueron detenidos.

Algunos de los integrantes de la estructura criminal se dedicaban a la fabricación de las facturas, mientras que otros se encargaban de buscar clientes para venderles la emisión de copias de facturas que a simple vista parecería ser válida.

Así mismo también constituían empresas fantasmas utilizando la necesidad de personas indigentes o desocupadas, como así también se apropiaban de claves fiscales de personas sin capacidad contributiva para generar facturas falsas que luego eran utilizadas para reducir el monto de los impuestos que debían pagar sus verdaderos clientes.

Según los acusadores, se trata de un grupo que constituyen una asociación ilícita destinada a la adulteración de registros, la evasión calificada y la administración fraudulenta para la emisión de documentación.

Como la facturación es electrónica, la determinación de sus «IP» será clave para establecer de dónde salían las facturas truchas, razón por la que estuvieron durante unas siete horas en la sede de la Cooperativa de Servicios Públicos de Morteros de donde se llevaron los IP que utilizaron los emisores y quienes reciben la documentación. Esta información junto a lo que arroje la des intervención en computadoras y teléfonos develará las responsabilidades que cada uno de los integrantes de la banda tenía en la organización y al mismo tiempo determinar quiénes eran los clientes que compraban las facturas apócrifas, como así también la realización de maniobras para para la evasión impositiva.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online