Chile: un hombre de 40 años murió cuando huía de la represión policial

Chile: un hombre de 40 años murió cuando huía de la represión policial

Internacionales
0

Fue en la “Plaza de la Dignidad”, cuando intentaba escapar escapar del alcance de la policía y cayó a una fosa en cuyo fondo había cables y agua, donde murió electrocutado.

Un hombre de 40 años murió electrocutado en Santiago de Chile cuando escapaba de la represión policial en medio de una protesta contra las políticas gubernamentales, confirmó este sábado el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

El episodio fue reportado en la noche del viernes, cuando miles de personas protestaban en la Plaza Baquedano, donde carabineros enfrentaron a los manifestantes, una escena habitual en Santiago de Chile desde el comienzo del estallido social, el pasado 18 de octubre.

La Tercera informó que, en ese contexto, un hombre intentó escapar del alcance de la policía y cayó a una fosa en cuyo fondo había cables y agua, donde murió electrocutado.

Este viernes, también, un incendio afectó el Cine Arte Alameda, situado a 150 metros de la tradicional Plaza Italia del centro de Santiago, en medio de la denominada “última gran marcha del año”, justo cuando carabineros reprimía en la rebautizada popularmente Plaza de la Dignidad.

Los enfrentamientos derivaron en corridas en las inmediaciones de la Plaza Italia, hasta que un incendio del Cine Arte Alameda se hizo visible con una columna de humo que se veía desde distintos puntos de la ciudad.

Al lugar del siniestro llegaron varios camiones de bomberos para apagar las llamas mientras miles de manifestantes continuaban pacíficamente en la “Plaza de la Dignidad”, cantando, bailando y hasta lanzando fuegos artificiales.

Todos los viernes, los manifestantes se reúnen en la Plaza Italia para demostrar que el movimiento de protestas populares, que comenzó el 18 de octubre, continúa vivo. Desde el estallido de octubre, en los tribunales chilenos se acumulan múltiples denuncias por violaciones a los derechos humanos contra miembros de las fuerzas de seguridad.

Las denuncias incluyen la aplicación de torturas, disparos contra civiles indefensos, abusos sexuales y todo tipo de maltratos. La represión dejó un resultado de más de 20 muertos y miles de heridos y detenidos.