Ciudadanía italiana: cuáles son los requisitos para sacarla en Argentina

Ciudadanía italiana: cuáles son los requisitos para sacarla en Argentina

Internacionales
0

Se debe reunir documentación, certificarla y luego pedir un turno en el Consulado para tramitar la doble nacionalidad.

Aquellos barcos cargados de sueños que llegaron a la Argentina desde otras partes del mundo, principalmente Europa, configuraron un país con multiplicidad de razas y culturas. Como en ningún otro punto del planeta, en estas latitudes florecieron las raíces italianas, y aún hoy miles de descendientes de inmigrantes buscan rescatar esa historia y recuperar la ciudadanía europea.

Por supuesto que cada país tiene sus propios procesos para el reconocimiento de la nacionalidad europea hacia hijos, nietos y bisnietos de inmigrantes. En el caso de la ciudadanía italiana, ésta se basa en el principio del “ius sanguinis” (derecho de sangre, proveniente del latín), que sostiene que es italiano el hijo nacido de padre italiano o madre italiana”, según detalla la web oficial del consulado de Italia. Pero los requisitos para conseguir la ciudadanía varían según si el lazo de sangre proviene por línea materna o paterna.

Este derecho “ius sanguinis” puede ser transmitido sin límites de generaciones en el caso del padre, pero en el caso materno la transmisión de la ciudadanía italiana sólo puede transmitirse a los hijos nacidos después del 1º de enero del año 1948 (fecha en que entró en vigencia la Constitución Italiana). En ambos casos, sean de padres o madres, no están admitidos los saltos generacionales.

¿Cuáles son los requisitos para obtener la ciudadanía italiana?

Para que el Estado italiano reconozca la ciudadanía, el interesado debe demostrar los lazos sanguíneos con sus antepasados en línea recta y sin interrupción. Otro punto a tener en cuenta: si la persona renunció a su ciudadanía italiana o se naturalizó al llegar a Argentina, será un impedimento para poder tramitar la nacionalidad.

En Buenos Aires, el Consulado de Italia se encarga de recibir el pedido de ciudadanía y la documentación correspondiente. En el caso que el solicitante sea del interior de la provincia o el país, deberá consultar en los patronatos italianos de cada localidad.

Documentación que se debe presentar:

1– Acta de nacimiento, original con indicación de paternidad y maternidad, con sello y firma del funcionario. Esta acta se puede pedir directamente a la comuna de Italia, sin necesidad de intermediarios, por carta, mail o fax. Todas las comunas cuenta con un sitio web oficial para enviar la solicitud. Esta se puede descargar de la web del Consulado italiano. Allí hay que indicar nombre, apellido y lugar y fecha de nacimiento del ciudadano italiano, además de un contacto para que envíen el acta al domicilio del interesado.

2– Acta de matrimonio, si su casamiento fue realizado en Argentina. Si el familiar se hubiera casado en Italia, y no se ha encontrado una copia del acta, es necesario al menos conocer, el lugar y fecha del matrimonio.

3– Acta de defunción (si ha fallecido) o DNI válido.

4- Certificado de la Cámara Nacional Electoral, que es el certificado que atestigua si (y cuando) el ascendiente italiano adquirió la ciudadanía argentina.

Todas las partidas que se presentan tienen una validez de seis meses y deben ser emitidas en calidad de “copia fiel” por el registro civil en solicitud de la doble ciudadanía. Las actas argentinas, además, deben ser traducidas al italiano por traductor público (no es necesario certificar su firma).

En el caso que el solicitante tuviera la ascendencia italiana por medio de la madre, el trámite muchas veces debe cursarse por vía judicial.

La lengua italiana gana estudiantes en el país

Una vez reunida toda la documentación, se debe ingresar al sitio web del Consulado General de Italia en Buenos Aires para pedir el turno para la cita presencial.

En el sitio hay que ir a la sección “Prenota online”, donde el sistema solicita crear un usuario, cargar todos sus datos personales, confirmar dicha información y validar una dirección de email. Luego, al ingresar nuevamente con los datos validados, ya se puede pedir el turno.

Con la documentación reunida, en el sitio web del Consulado hay que pedir un turno en “Prenota online”.

El trámite de la ciudadanía no es automático y puede demandar hasta dos o tres años. Con las actas certificarlas y traducidas, el consulado italiano procede a otorgar los turnos, pero por la demanda hay varios meses de demora.

Para la reconstrucción de la ciudadanía italiana deberán pagarse impuestos consulares equivalentes a 300 euros, que se abonan el día del turno en pesos al cambio consular oficial.