Provinciales

Crecen las enfermedades de transmisión sexual

Crecen las enfermedades de transmisión sexual

Existen desde que el mundo es mundo y están vinculadas a la falta de protección en una relación sexual. Lejos de controlarse, estas infecciones van en aumento en Córdoba, así como el resto del país, según el último Boletín Integrado de Vigilancia.

El caso notorio es el de la sífilis, una infección de transmisión sexual y también de la mamá a su bebé. Las primeras crecieron un 238 por ciento en 5 años, al pasar de 357 casos confirmados en 2011 a 1210 en 2016.

En lo que va del año, tampoco aflojaron los casos de sífilis congénita. Esto es: la que se transmite de la madre al niño a través de la placenta. Ya se detectaron 13 casos en el 2017, la misma cantidad que en ese período del año pasado.

“En Córdoba, como en el resto del país, están creciendo los casos y eso nos preocupa. El preservativo debe usarse en todo el acto sexual. Tenemos que seguir trabajando”, indicó el Julio Cohen, director del Hospital Rawson. Al año, el programa de prevención que funciona en el centro de salud entregó 4 millones de condones.

En el caso del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), la epidemia está más estabilizada pero no controlada. La tasa provincial de infectados es de 12,3 cada 100 mil habitantes. Y en algunas regiones, como Villa María, es incluso mayor.

Menos promocionada pero igual de contagiosa es la hepatitis B. El aumento de casos agudos en jóvenes también preocupa en la Unidad de Vigilancia de esa enfermedad que funciona en el Hospital San Roque Nuevo.

“Notamos un incremento de casos nuevos el año pasado y el anterior. Tenemos vacunas, pero la gente no recurre a ella. Lo más comunes son las infecciones por relaciones sexuales no protegidas”, indicó Silvia Mengarelli, encargada del área. La franja de edad más común entre los infectados arranca en los 20 y termina en los 40 años.

El último Boletín también registró un aumento notorio de Hepatitis C, más vinculada con la transmisión sexual y sanguínea. Aunque en este caso, según la especialista, podría tratarse de una mejora en la vigilancia. Los casos pasaron de nueve en los tres primeros meses de 2016 a 36 en lo que va de este año.

“Estas enfermedades existieron siempre. El problema es que no se controlan y tampoco logran ser erradicadas. Los casos que se declaran son sólo la punta del iceberg. Apenas el 10 por ciento de lo que en realidad acontece”, agregó Alberto Leoni, de la Cátedra de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas.

El aumento de infecciones de transmisión sexual está vinculada con la falta de uso del preservativo. Una encuesta realizada por el Programa Provincial de Prevención de VIH detectó que apenas el 21 por ciento de los cordobeses usa siempre el preservativo. El 53 por ciento dijo a veces y el 26 por ciento, nunca.

“Estas enfermedades son un hecho –dijo Cohen–. Estamos trabajando para mejorar. También es cierto que se aceitó el sistema de notificación, especialmente en el interior. Y que eso hizo crecer la cantidad de casos registrados”.

El resto de las infecciones informadas por el Boletín también creció en Córdoba. En el caso de la gonorrea, ya se reportaron dos en lo que va del año (y cero en el mismo período de 2016). Y los diagnósticos de secreción genital en mujeres ascendieron de 112 en 2015 a 165 en 2017.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24HS
Escúchanos las 24 hs Online