Destacadas

“Los Pumas” de Frontera junto a la ASSAL, decomisaron más de 300 kilogramos de carne, por faenamiento clandestino

“Los Pumas” de Frontera junto a la ASSAL, decomisaron más de 300 kilogramos de carne, por faenamiento clandestino

Con el objetivo de aplacar los delitos rurales que acaecen en el Departamento Castellanos y en su jurisdicción, personal policial de la Dirección General de Seguridad Rural «Los Pumas» Sección 29 Frontera, convocó al auditor de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL), con quienes conjuntamente durante la semana pasada realizaron distintas inspecciones en comercios del rubro carnicería en varias localidades del ámbito de actuación de «Los Pumas» Frontera.

Producto de tales acciones se concretó el decomiso de aproximadamente 300 kilos de cortes cárnicos de procedencia dudosa, dando lugar a que la Fiscalía Regional N° 5 de Rafaela, al tomar conocimiento de las irregularidades surgidas en estos comercios, inicie las actuaciones de rigor y el inicio de tareas investigativas, al margen de las actuaciones administrativas propias del personal de ASSAL Santa Fe.

Agentes policiales de la guardia rural “Los Pumas” de Frontera en conjunto con personal de Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) supervisaron carnicerías.

Los 11 comercios del rubro de la carne que fueron inspeccionados se encontraban en Frontera, Josefina, Barrio Acapulco y Angélica. En ese contexto, se decomisaron aproximadamente 300 kilos de productos bovinos «de dudosa procedencia», por falta de higiene de la misma o por no poderse comprobar la procedencia de la misma.

El decomiso se hizo mediante la colocación del reactivo “Azul de metileno”, en presencia del propietario, dejando a cargo de tal su destino final.

Cabe destacar que la sospecha de las autoridades es que la carne era proveniente de faenamiento clandestino, a través de casos de abigeato, nombre que se le da al robo o hurto de ganado o animales, como es el caso de vacas.

Decomisaron 300 kg de carne de dudoso origen en Frontera, Acapulco – Josefina y Angélica.

A continuación, la lista de comercios que estaban en infracción: 

1-Carnicería JM: ubicada en calle 5 nº 530, se constató la falta de higiene en productos cárneos. Se informó que su propietario es Eliseo José Martínez de 41 años, domiciliado en calle 16 Nº 490 de Josefina.

Carnicería San Cayetano: situada en calle 1 Nº 499, se constató falta de documentación de procedencia de productos. Su propietario es Jonatán Exequiel Córdoba de 27 años de edad, domiciliado en calle Formosa 777, San Francisco.

Carnicería El Carnal: ubicada sobre calle 1 Nº 680, por falta de higiene en productos. Propiedad de Jonatán David Carreño de 28 años de edad, con domicilio en calle 1 Nº 680 de Frontera.

Carnicería Angélica: ubicada en calle Urquiza Nº 250, por ausencia de higiene en la carne que estaba destinada a la venta. El comercio pertene a  Héctor José Previotto de 65 años de edad, domiciliado en ese mismo domicilio.

Carnicería Adolmar: en calle Esperanza Nº 175, en Angélica. Su propietaria es María de los Ángeles Acosta, de 56 años de edad, con domicilio en esa misma dirección. Al igual que los anteriores comercios, los productos no presentaban higiene correspondiente.

Tras el operativo, los agentes derivaron los casos a la Fiscalía de Turno en delitos rurales, a cargo de la Dra. Lorena Korakis, representante del Ministerio Público de la Acusación de la ciudad de Rafaela.

De esa manera, se sabe que los propietarios de apellidos Córdoba, Previotto y Acosta son investigados individualmente por violación al artículo 128 inciso “C” de Ley 13.774,  que sanciona la «tenencia y transporte de mercaderías, productos y/o semovientes en cantidad y calidad que no corresponda».

En tanto, para Martínez y Carreño, ASSAL tomará las medidas administrativas correspondientes.

 

Un abigeato

Por otra parte personal Los Pumas de Frontera, en la jornada de este lunes, logró esclarecer un hecho de abigeato sucedido en la localidad de Zenón Pereyra, iniciándose una causa por este delito a cuatro vecinos de la ciudad, como presuntos autores del abigeato mencionado.

Habiendo seguido las directivas emanadas de la Fiscalía Regional 5 Rafaela, se sucedieron dos meses de tareas investigativas desde el momento en que ocurrió el hecho investigado, en marzo del corriente año; cuyo fruto se vio hoy con el esclarecimiento del hecho.

COMPARTIR