Del Potro y el operativo retorno

Del Potro y el operativo retorno

Estación Deportiva
0

El 19 de junio del 2019, Juan Martín del Potro le ganaba al canadiense Denis Shapovalov por la primera ronda del torneo de Queen’s, en Londres, en una gran noticia para el presente de ese entonces del argentino, que en los últimos años había padecido con las lesiones. Sin embargo, luego no pudo presentarse ante el español Feliciano López. Así el tandilense cumplía sus últimas actuaciones ligadas a un torneo oficial, ya que todavía no pudo regresar a la cancha. “Juan Martín Del Potro terminó su partido con la rodilla derecha hinchada y muy dolorida después de resbalarse cerca de la red en el octavo game del segundo set. En las próximas horas se le practicarán estudios médicos para determinar el grado de la lesión. Informaremos los resultados oportunamente”. La información que enviaba el equipo de prensa de Delpo abría un paréntesis que todavía no se cerró y que el hoy 157° del ranking pretende hacerlo para tratar de volver a las pistas y que las lesiones no lo retiren a los 32 años.

Para eso, el bonaerense viajó en Porto Alegre con el fin de realizar un tratamiento en la zona en base a células de su propia médula ósea, persiguiendo el objetivo de acelerar su recuperación y regresar a una cancha el año próximo.

En ese contexto, según reveló el diario GZH Esportes de Río Grande do Sul, el bonaerense fue a Porto Alegre para ser tratado por el doctor Luis Felipe Carvalho, un cirujano ortopédico especialista en medicina regenerativa que le aspirará células de la médula ósea y se las aplicará en la zona lesionada.

“La fisioterapia es fundamental para quienes la reciben porque ayuda a reducir la hinchazón, las molestias, además de fortalecer la musculatura y ayudar al retorno de la confianza en relación con la lesión. Haremos algunas pruebas y veremos cómo reacciona al tratamiento, pero el objetivo inmediato es empezar con ejercicios de fortalecimiento muscular y buscar aumentar los movimientos de la articulación”, explicó García a GZH Esportes.

Según informó a la agencia Télam una fuente de la clínica de Porto Alegre, Del Potro inició el proceso ayer y es probable que regrese a la Argentina, para retornar a Brasil en un par de semanas, cuando será revisado y se constatará la evolución de su rodilla.

El tratamiento que le aplicarán al tandilense es similar al que le efectúan a los futbolistas con lesiones en las rodillas. En ese contexto, el defensor uruguayo Diego Lugano se sometió a este tratamiento durante su última etapa como jugador del San Pablo, y más recientemente fue atendido Rodrigo Dourado, mediocampista de 26 años del Inter de Porto Alegre, rival este miércoles de Boca en la Copa Libertadores, quien pudo volver a jugar luego de haber estado más de 450 días inactivo.

Del Potro, diestro, antes había sufrido sufrió con las muñecas, debiendo someterse a cuatro operaciones: primero en la derecha (2010), que directamente no lo dejaba pegar, y luego tres en la izquierda (dos en el 2014 y una en el 2015), con la que no llegaba a conectar con su habitual potencia el revés (a dos manos), lo que notablemente se evidenciaba con sus permanentes golpes con slice. Una vez que la mano izquierda le permitió volver a ser el jugador que había sorprendido a Roger Federer en el US Open 2009, Delpo, por ejemplo, logró darle vuelta un 2-0 en sets a Marin Cilic para ganar el cuarto punto de la final de la Copa Davis 2016 en Zagreb, Croacia, que a la postre se quedaría la Selección con la victoria de Federico Delbonis ante Ivo Karlovic.

Hasta que nuevamente lo alcanzaron las lesiones. Esa maldita fractura de rótula derecha el 14 de octubre de 2018 durante el Masters 1000 de Shanghai cuando jugaba frente al croata Borna Coric, inconveniente que lo tiene a maltraer hasta hoy y lo hizo regresar a los quirófanos para que le practicaran tres cirugías, la última el 26 de agosto en Berna, Suiza, con el doctor Roland Biedert, el médico de cabecera de Federer.

“La vengo peleando desde hace mucho. A veces estoy bien y otras estoy mal. Pero me cuesta mucho volver. Es una realidad y no puedo taparla. Me mantengo en pie porque tengo muchas ganas de regresar al tenis. Por eso estoy ilusionado y veo muchos médicos. Mientras tenga el feeling en mi interior de que mi etapa no está cerrada, la voy a pelear, sea el tiempo que sea”, dijo Delpo hace unos días en ESPN. Cómo no confiar en su voluntad para, al menos, pelearla y tratar de retirarse cuando él quiera y no por las lesiones.