Desde que comenzó la cuarentena, en el norte se desmontó el equivalente a media Rosario

Desde que comenzó la cuarentena, en el norte se desmontó el equivalente a media Rosario

Nacionales
0

El dato se desprende de un monitoreo que realiza Greenpeace, mediante imágenes satelitales. Fueron alrededor de 200 hectáreas menos de bosques por día

Un informe de Greenpeace brindó un alarmante dato: en lo que va de cuarentena, en el norte argentino se desmontó una cantidad de hectáreas equivalente al territorio que ocupa media ciudad de Rosario. La información fue recabada mediante un monitoreo satelital realizado entre el 15 de marzo y el 30 de abril de 2.020.

Según informaron desde Greenpeace, se desmontaron 9.361 hectáreas (93 kilómetros cuadrados), una superficie casi similar a la de media ciudad de Rosario (178 kilómetros cuadrados), a razón de 200 hectáreas de bosques menos por día.

La organización ecologista que funciona a nivel internacional hizo foco en las cuatro provincias que encabezan el ranking de desmonte en Argentina. De esta manera, analizaron imágenes de Santiago del Estero (4.494 hectáreas desmontadas), Formosa (1.710 hectáreas deforestadas), Salta (1.700 hectáreas desmontadas) y Chaco (1.457 hectáreas deforestadas). Estos cuatro territorios concentran el 80% de los desmontes del país.

“La deforestación genera cambio climático y nos vuelve más vulnerables al aumento e intensidad de las precipitaciones. Esto provoca cada vez más inundaciones, como las que se vienen sufriendo durante los últimos años en el norte de Argentina. Una hectárea con bosque absorbe diez veces más lluvia que una con soja, y tres veces más que una con pasturas para ganadería”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace, consigna el portal dosambientes.net.

La principal causa de los desmontes es el avance de la frontera agropecuaria (ganadería y soja). Cabe destacar que los sectores Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra representan el 39% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero del país.

“Además de ilegal, es completamente inadmisible que, frente a la emergencia sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Los gobiernos no pueden seguir siendo cómplices y deben ponerle un freno a la ambición destructiva de algunos empresarios agropecuarios”, afirmó Giardini.

Greenpeace está impulsando una petición en su página web para que “los gobernadores de Salta (Gustavo Sáenz), Santiago del Estero (Gerardo Zamora), Chaco (Jorge Capitanich) y Formosa (Gildo Insfrán) decreten la emergencia forestal y prohíban los desmontes de manera inmediata para siempre.