Estación Deportiva

Djokovic y Nadal, separados por más que una red

Djokovic y Nadal, separados por más que una red

La disputa por el primer puesto del ranking genera rivalidad. No personal, sino deportiva. En el caso de Novak Djokovic (1º) y Rafael Nadal (2º), los líderes del tenis contemporáneo, las diferencias son varias. Nole es derecho, bien técnico y su terreno es el cemento; Rafa es zurdo, aguerrido y rey del polvo. Eso sí, no solo se distinguen en el campo de juego. Fuera de la cancha, también hay ciertas brechas.

Para empezar, parece que sus focos e intereses son otros. Se aproxima el Masters 1000 de París, un torneo muy prestigioso del cual Nole es campeón vigente e iniciará el 2/11. Pero, como por la pandemia se cambio el sistema de puntos para el ranking, y no se cuenta el mismo torneo dos veces, Djoko se bajó. “No jugaré en París porque no puedo conquistar nuevos puntos, iré al ATP 500 de Viena”, comentó a sabiendas de que, por más que salga campeón, no sumará ni una unidad. Rafa, quien llegó a la semi el año pasado y debió retirarse por lesión, buscará la gloria en Francia.

Para empezar, parece que sus focos e intereses son otros. Se aproxima el Masters 1000 de París, un torneo muy prestigioso del cual Nole es campeón vigente e iniciará el 2/11. Pero, como por la pandemia se cambio el sistema de puntos para el ranking, y no se cuenta el mismo torneo dos veces, Djoko se bajó. “No jugaré en París porque no puedo conquistar nuevos puntos, iré al ATP 500 de Viena”, comentó a sabiendas de que, por más que salga campeón, no sumará ni una unidad. Rafa, quien llegó a la semi el año pasado y debió retirarse por lesión, buscará la gloria en Francia.

“Mi deseo es ser el primero, con el mayor número de semanas de la historia, y trabajaré para que eso se haga realidad», dijo el serbio de 33 años, que acumula 291, 19 debajo del Roger Federer (4º), dueño del récord con 310. De seguir arriba hasta el 8 de marzo, cumplirá su meta. Nadal está fuera de esta carrera.

Las diferencias entre Nole y Nadal, fuera de la cancha, se activaron este año con la pandemia. “Me opongo a la vacunación y no quisiera ser obligado a darme una para poder viajar”, dijo un Djokovic contrariado con las medidas que se especulaban deberían tomarse. Cuando escuchó esas palabras, Nadal le dio un correctivo: “Cada uno es libre, pero si perteneces a un circuito, quizá uno tenga que regirse por las normas que éste exige. Si obliga a vacunarse para proteger a todos, pues Djokovic tendrá que vacunarse”. El serbio quedó en el ojo de la tormenta cuando organizó el Adria Tour en los Balcanes y hasta él se contagió de coronavirus.

Otro round resultó la Asociación de Jugadores que Djokovic creo por fuera de la actual y por decisión propia. A Nadal le molestó el hecho y, además, de que Nole no le avisara. «Es un momento para estar más juntos que nunca, no por separado y que cada uno mire por sus intereses», disparó el manacorí.

Más allá de algunas diferencias, en la cancha se respetan. Tras la victoria en Roland Garros, Djokovic elogió a su rival: “Demostraste por qué sos el rey del polvo de ladrillo, lo sufrí en carne propia”. En algún momento, Rafa le había dicho: “Posiblemente estemos hablando del mejor tenista de la historia”.

Competencia, celos, diferencias. Inherentes a dos estrellas que dejan todo por ser los números uno. Son dos, puede serlo uno solo.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online