Doble crimen de Frontera: Según la justicia fue un encargo de otra banda de narcotraficantes

Doble crimen de Frontera: Según la justicia fue un encargo de otra banda de narcotraficantes

Destacadas
0

La semana pasada dictaron la prisión preventiva para Franco Figueroa (24), acusado de ser el autor del doble crimen de Frontera ocurrido en 2015.

El 19 de enero de 2015, los cuerpos calcinados y baleados de dos santotomesinos, fueron hallados en horas de la mañana en el interior de un auto en la localidad de Frontera. Más precisamente en un automóvil incendiado en inmediaciones del basural municipal de esa ciudad.

Se trató de los cuerpos sin vida de Germán Ezequiel Losada y Martín Rafael Chamorro.

Al apersonarse personal policial al lugar, constató la existencia de un vehículo Peugeot 307, dominio “FSL-167”, totalmente incendiado, con sus puertas delanteras abiertas y en el interior del mismo dos cuerpos también en parte calcinados.

Desde un primer momento y hasta la fecha se habló de que el crimen tenía relación con el narcotráfico y que podría ser un “ajuste de cuentas”.

PRISION PREVENTIVA

Los medios accedieron a una copia de la resolución Nº 286/17, de 37 carillas, fechada el 21 de julio pasado, y firmada por el juez federal Miguel Abásolo, con lo que se publica a continuación.

En torno a este caso que conmocionó a la opinión pública en aquel momento dado que este tipo de crímenes son inusuales en nuestra zona, el viernes último el Juzgado Federal de Rafaela que lleva adelante esta causa, con la firma del juez Miguel Eugenio Abásolo, resolvió dictar el procesamiento con prisión preventiva de Franco Leonel Figueroa, un oriundo de Frontera de 24 años a la fecha, por considerarlo “prima facie” presunto autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por haber sido cometido con alevosía, con el uso de armas de fuego y para consumar otro delito vinculado al narcotráfico (arts. 45 y 80 incs. 2do., 5to. y 7mo. del CP, y 306 y 312 del CPPN).

Asimismo, el Dr. Abásolo mandó a trabar embargo sobre sus bienes, hasta cubrir la suma de dos millones de pesos ($ 2.000.000).

AGRAVANTES
En el segundo considerando de la resolución judicial, se dice que sobre el agravante de la alevosía, el Juez entendió que, “Figueroa asesinó a Losada y a Chamorro a traición, aprovechando la confianza generada con ambos, y el estado de indefensión de los mismos”.
Un segundo agravante es que “Figueroa empleó dos armas de fuego (un revólver calibre 32 y una pistola 9 mm) para quitarles la vida a Losada y Chamorro”.
El restante agravante, “homicidio criminis causae” y relacionado con el narcotráfico, tiene que ver con que el asesinato de Losada y Chamorro por parte de Figueroa estuvo motivado “en el fin de apoderarse del material estupefaciente y del dinero que Losada y Chamorro transportaban (ese día) desde la ciudad de Santa Fe hasta la ciudad de Frontera, como así también en “eliminar” la competencia que la llamada “Banda de los Santafesinos”, a la cual presuntamente pertenecían Losada y Chamorro, suponía para quienes pretendían controlar el tráfico de estupefacientes en la ciudad de Frontera, entre los que podrían encontrarse los miembros de una organización conducida por la familia “Gallardo”. Ello fue el componente volitivo movilizador del accionar homicida de Figueroa”, dice la resolución judicial.

EL HECHO TAL COMO OCURRIO
En los considerandos de la Resolución, se relata el hecho tal como la Justicia pudo determinar que ocurrió en concreto.
“Franco Leonel Figueroa se habría dirigido al lugar del hecho junto a Losada y Chamorro, quienes minutos antes de las 17 horas lo habrían pasado a buscar por su domicilio a bordo del automóvil Peugeot 307, dominio “FSL-167”, conducido por Losada en compañía de Chamorro.
Franco Leonel Figueroa habría subido al asiento trasero del automóvil llevando consigo el revólver Smith & Wesson calibre 32, número de serie debajo del caño 14860 y en la base de la empuñadura 62804, y una pistola 9 mm sin identificar. De ahí, se habrían dirigido por Av. Sastre hacia el camino rural ubicado en inmediaciones del basural de la ciudad de Frontera, ello con la excusa de realizar de forma solapada una transacción de material estupefaciente por dinero, que Losada y Chamorro habrían convenido con Franco Leonel Figueroa con anterioridad.
“Una vez allí, de manera sorpresiva para Losada y Chamorro, aprovechando las posiciones en las que se ubicaban en el vehículo y sin darles lugar a reaccionar y defenderse, Franco Leonel Figueroa habría apoyado el revólver calibre 32 sobre el hemicráneo derecho de Losada, y la pistola 9mm sobre el hemicráneo izquierdo de Chamorro, y les habría disparado a los nombrados causándoles la muerte de inmediato; siendo que los disparos contra Chamorro fueron dos con la 9mm y otros tres en la cabeza con el mencionado revólver calibre 32; mientras que en el caso de Losada fue un disparo con el revólver aludido.
“Así, valiéndose de la confianza previa que habría tenido con Losada y Chamorro, Franco Leonel Figueroa habría obrado a traición y sobre seguro, y le habría disparado en forma simultánea a Losada y Chamorro, desde el asiento trasero del vehículo aludido, sobre la parte posterior de la cabeza de ambos, causándoles la muerte.
“Tras ello, Franco Leonel Figueroa se habría apoderado del material estupefaciente que presuntamente iba a recibir de Losada y Chamorro, como así también la suma de dinero (aún desconocida) que estos presuntamente llevaban consigo en esa oportunidad. Asimismo, antes de retirarse con la droga y el dinero, y con el fin de eliminar todo rastro de lo ocurrido, Franco Leonel Figueroa habría arrojado una llama libre (ya sea un fósforo, encendedor u otro foco ignífugo) sobre los asientos del mencionado automóvil, lo que provocó un incendio en el interior del mismo que rápidamente se extendió a la totalidad del automóvil, carbonizando parcialmente los cuerpos de Losada y de Chamorro”, relata el escrito.

CAMBIO DE FUERO
En los hechos objeto de pesquisa, inicialmente tomó intervención el Ministerio Público de la Acusación de esta ciudad, concretamente el Dr. Carlos María Vottero, fiscal de la Unidad Fiscal Rafaela.

A raíz de los resultados de pericias, el fiscal Vottero concluyó que los homicidios de Losada y Chamorro estaban ligados exclusivamente al narcotráfico “imperante en la zona” (Frontera); y en razón de ello, solicitó a la justicia provincial que “declare la falta de jurisdicción” y, en consecuencia, se remitan las actuaciones al Juzgado Federal de la ciudad de Rafaela, como finalmente ocurrió.

 

La Opinión