Nacionales

El crimen de Anahí Benítez: las imágenes del lugar donde habría estado secuestrada

El crimen de Anahí Benítez: las imágenes del lugar donde habría estado secuestrada

Mientras se siguen haciendo allanamientos en la causa que investiga el crimen de Anahí Benítez, la fiscal confirmó que en la casilla donde atraparon al segundo detenido, en el bosque de Santa Catalina de Lomas de Zamora, encontraron manchas de sangre, pelo y ropa de mujer. Las imágenes que trascendieron del lugar donde vivía Marcos Esteban Bazán son todavía más escabrosas que los detalles de la muerte de la chica de 16 años.

Verónica Pérez, a cargo de la investigación, aseguró que la casilla “estaba descripta” en los diarios íntimos de la adolescente, y dijo que había “un alambre roto” en el trayecto hacia la zona donde apareció el cuerpo, a 300 metros. Ahí encontraron máscaras, muñecos, cartuchos de bala, guantes de boxeo y comida, que coincidiría con lo que la víctima habría ingerido, según la autopsia.

Pérez cree que entre Bazán y el profesor de Matemática Leonardo Agostino está el asesino de Anahí. Ambos están acusados de homicidio. La chica fue encontrada el viernes semienterrada y desnuda en la reserva, sin signos de violencia ni de abuso sexual.

El abogado de Bazán dijo que su cliente “tiene expresa voluntad de declarar” aunque él aún no pudo acceder al expediente para conocer cuáles son las pruebas que llevaron a la Justicia a detenerlo: “Todo lo que tenemos ahora son meros indicios, cuando tome vista del expediente y de los elementos precisos que tiene la fiscalía para pedir la detención de mi asistido voy a dar explicaciones”.

Máscaras, guantes de boxeo y otros objetos en la “casilla” donde detuvieron al segundo sospechoso por el crimen de Anahí.

La fiscal confirmó que Bazán tiene antecedentes por infracción a la ley de drogas y que investigan si cultivaba marihuana en la casilla de la reserva Santa Catalina. Además, recordó que en ese mismo lugar encontraron “la misma comida que tenía Anahí por la autopsia” (arroz y verduras) y también “manchas hemáticas, pelo y ropa de mujer”.

Sobre la relación de Agostino con Benítez (él había sido su docente en 2015), señaló que “pasó el límite alumno-profesor, basada en una obsesión que tenía la nena con él”. Y agregó que todavía no pudieron probar que haya vínculos entre el nuevo detenido y el docente.

Los oficiales llegaron hasta la casilla donde vivía Bazán gracias al trabajo de los perros rastreadores.

TN

COMPARTIR