Internacionales

El directorio nacional del gobernante PT y Lula discutirán la situación del ministro de Hacienda Levy

LA ATENCIÓN POLÍTICA EN BRASIL ESTARÁ PUESTA LA SEMANA QUE VIENE EN LA REUNIÓN DEL DIRECTORIO NACIONAL DEL GOBERNANTE PARTIDO DE LOS TRABAJADORES (PT) QUE SERÁ PRESIDIDA POR SU TITULAR, RUI FALACAO, DE LA QUE TAMBIÉN PARTICIPARÁ SU PRESIDENTE HONORARIO, EL EX MANDATARIO LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA, PORQUE LA PRINCIPAL FIGURA EN DISCUSIÓN ALLÍ SERÁ LA DEL MINISTRO DE HACIENDA (ECONOMÍA), JOAQUIM LEVY.

[divider][/divider]

En su condición de jefe del partido gobernante Falcao seguramente empleará un lenguaje medido para hacer críticas, pero eso no impedirá que repita la tesis partidaria sobre el imperativo de poner un dique de contención al aumento de la desocupación, pues si ésta sigue trepando será imposible recuperar a la base social de donde surgieron los votos de las cuatro victorias presidenciales del PT obtenidas desde el 2003, según la agencia ANSA.

Para el senador petista Lidbergh Farias es imperioso que el ministro Levy revise su estrategia de recortar gastos y aumentar las tasas de interés pues con ello «lo único que logra es recesión y más desempleo».

La semana que pasó dejó números alarmantes sobre la situación actual y las perspectivas económicas de Brasil: por decimocuarta semana consecutiva empeoraron las proyecciones del Producto Interno Bruto (PIB), que sufrirá una retracción del 3 por ciento este año y del 1 en 2016, según las estimaciones oficiales.

Y el mercado de trabajo continúa cuesta abajo, con una desocupación del 7,6 por ciento en los centros urbanos más importantes, el 2,7 por ciento peor que en octubre de 2014.

Por eso sindicatos y el oficialista PT arremetieron, de una u otra manera, contra el ministro Levy, exigiéndole la renuncia o cambiar los lineamientos de su política económica.

Los próximos días despejarán las dudas sobre la continuidad o salida de Levy, a quien ya nadie considera como un virtual primer ministro, imagen que había acompañado su nominación en enero pasado.

Lula, quien ha expresado su disgusto con Levy a correligionarios reservadamente, públicamente lo ha negado. Sin embargo, un periodista le preguntó ayer en Bahía por qué quiere la salida del ministro de Hacienda, a lo que el ex mandatario respondió «eso no es verdad, yo no sería desleal con Levy, yo no soy el presidente, por lo tanto no tengo derecho a quitar a nadie».

Por otra parte, el opositor ex presidente Fernando Henrique Cardoso, ve en la Justicia electoral el camino para una salida anticipada de la actual mandataria, Dilma Rousseff, y no mediante un juicio político con fines de destitución en el Congreso, como propone otro sector de la oposición, informó hoy la prensa.

«El PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña, su formación) le pidió al Tribunal Superior Electoral (TSE) la destitución. Si eso va a pasar no lo sé y va a depender de las investigaciones. Brasil es un país que se ablandó mucho en lo que tiene que ver con la ley», declaró Cardoso a la revista Veja.

Para Cardoso, su partido «apostó» más por esa salida por vía de la Justicia electoral que por el «impeachment» (juicio político con fines de destitución).

El PSDB denunció al TSE irregularidades en la campaña con la que Rousseff fue reelegida en octubre pasado en una segunda vuelta en la que tuvo como rival al senador Aécio Neves, presidente de esta formación opositora.

Cardoso, que gobernó durante dos mandatos entre 1995 y 2002, está próximo a lanzar el primero de los cuatro volúmenes del libro de memorias «Diarios de la Presidencia», en el cual toma distancia del actual presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, el principal dirigente que auspicia el juicio político contra Rousseff, a su vez acusado por la Justicia Suiza de corrupción, a pesar de pertenecer al Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que mayoritariamente integra la alianza gobernante.

En el libro Cardoso admite que en 1996 vetó la llegada de Cunha, a una de las direcciones de Petrobras por sospechas de irregularidades cuando el político estuvo al frente de la antigua empresa estatal Telerj, en Río de Janeiro.

Cunha, como titular de la Cámara de los Diputados tiene la facultad de abrir o no un juicio político contra la mandataria, y pese a todo, Cardoso manifestó, según la agencia Efe, que si se abre el impeachment, el PSDB lo apoyará.

Telam

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online