Internacionales

El gobierno francés prepara ley antiterrorista para luchar contra una «muy alta» amenaza islamista

El gobierno francés prepara ley antiterrorista para luchar contra una «muy alta» amenaza islamista

Entre los principales puntos del proyecto, destacan el refuerzo del arresto domiciliario y se empleará la denominada técnica de algoritmos para detectar amenazas terroristas que emanan de personas no detectadas por los servicios de inteligencia.

El gabinete francés aprobó este miércoles un proyecto legislativo destinado a fortalecer la lucha contra el terrorismo en el país, donde la amenaza islamista permanece «muy alta», según afirmó el primer ministro, Jean Castex.

«La amenaza islamista sigue siendo muy alta (…) Ante la amenaza que es más difícil de detectar, el Estado y la justicia deben dotarse de medios reforzados para detectar, vigilar y actuar, incluso a través de un mayor monitoreo de las redes sociales», dijo Castex en una conferencia de prensa.

En ese sentido, el premier se refirió al perfil de los autores de algunos de los últimos ataques en el país, como el del pasado viernes en Rambouillet, a las afueras de París, en el que fue asesinada una agente de policía; o a la decapitación de un profesor en una localidad vecina el pasado octubre.

«Fueron obra de individuos aislados, cada vez más jóvenes, en su mayoría desconocidos por los servicios de inteligencia, que tuvieron una fuerte radicalización sin vínculos con redes terroristas», subrayó, citado por el diario Ouest France.

Entre los principales puntos del proyecto, destacan el refuerzo del arresto domiciliario -principalmente para los exdetenidos que salen de prisión- y se empleará la denominada técnica de algoritmos para detectar amenazas terroristas que emanan, en particular, de personas no detectadas por los servicios de inteligencia.

El Gobierno espera que estas medidas permitan mejorar la lucha contra el terrorismo en Francia, donde se han frustrado 36 atentados desde 2017, según afirmó el primer ministro.

Si bien Castex afirmó que el proyecto estaba en preparación antes del ataque del viernes pasado, su aprobación responde también a las críticas y acusaciones de «laxismo» manifestadas por varios opositores en los últimos días.

El primer ministro se expresó, asimismo, sobre la polémica entre el supuesto vínculo entre terrorismo e inmigración ilegal, suscitada en el país tras conocerse que el atacante de Rambouillet había entrado clandestinamente al territorio.

Aunque reconoció que varios agresores eran inmigrantes ilegales llegados al país no hace mucho tiempo, llamó a no confundir la política antiterrorista y la política contra la inmigración ilegal y señaló que hay que luchar contra las ambas cosas.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online