Nacionales

El Gobierno ultima los detalles del proyecto de ley que avale futuras restricciones

El Gobierno ultima los detalles del proyecto de ley que avale futuras restricciones

Tras el fallo de la Corte por las clases presenciales en la Ciudad, el oficialismo busca el apoyo del Congreso para evitar futuras disputas.

Luego de que la Corte fallara a favor del Gobierno porteño por las clases presenciales el Gobierno nacional busca dar vuelta la página y apunta sus fichas al proyecto de ley que enviará al Congreso «esta semana o a más tardar la próxima» para que avale futuras restricciones en distritos de todo el país.

Fuentes de la Casa Rosada dijeron que están «trabajando para tenerlo listo esta semana», y adelantaron que se trata de «un proyecto que tiene características técnicas, desde el punto de vista de los indicadores, de los rangos y de las sanciones».

«Va a tener parámetros objetivos, que es algo que la oposición siempre le pidió al Ejecutivo. Son parámetros que están en el DNU y que siempre estuvieron, pero la oposición no suele leer las cosas», agregaron fuentes del Ejecutivo.

«Estamos trabajando en el proyecto de ley. Por un lado desde el lado técnico-jurídico, y por otro lado desde la política, en la generación de acuerdos», resaltaron a la agencia NA.

En esa línea está trabajando el Ministerio del Interior, comandado por Eduardo «Wado» de Pedro: «Una vez más estamos convocando al diálogo político ¿La oposición tiene cosas para aportar a la Argentina en medio de la pandemia? ¿O sólo hacen comunicados y se ponen en contra de todas las políticas públicas que estamos llevando adelante? Acá tienen la posibilidad de ser parte del diálogo político».

El Gobierno remarca, una y otra vez, que «el objetivo sigue siendo el cuidado de la salud», y subrayan que las restricciones se toman en base a las recomendaciones de los expertos y del consejo federal de salud.

«Sobre todas las medidas siempre hay discusiones, lógico. Incluso hubo discusiones en su momento por los respiradores y después los gobernadores felicitaron la decisión del Presidente (Alberto Fernández). Lo mismo pasó con las vacunas», recordaron.

El envío del proyecto de ley fue anunciado días atrás por presidente Alberto Fernández durante un mensaje grabado en el que el jefe de Estado anunció la extensión de las medidas restrictivas hasta el próximo 21 de mayo.

En ese momento, Fernández anunció que «en los próximos días» enviaría un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que «en función de criterios científicos claros y precisos, se faculte al Presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional».

¿El objetivo? Tener el respaldo del Congreso, a través de una ley, para evitar eventuales rechazos y presentaciones en la Justicia, tal como ocurrió con la Ciudad de Buenos Aires.

Los encargados de ultimar los detalles del proyecto son la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La idea del Gobierno nacional surgió de uno de los tantos informes que recibió Alberto Fernández sobre las medidas que se toman en el resto de los países ante la pandemia. Allí, apareció el caso de Alemania.

Ante el aumento exponencial de contagios por coronavirus, el Parlamento de ese país sancionó a mediados de abril una ley con el objetivo de unificar la toma de decisiones para todo el país.

La experiencia alemana fue puesta como ejemplo por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, al referirse al anuncio del envío de un proyecto similar para establecer «criterios científicos claros y precisos» en función de los cuales cada distrito tengan la potestad de adoptar «restricciones y medidas de cuidado».

El texto alemán impone un endurecimiento de las reglas sanitarias cuando la tasa de incidencia (número de infecciones por semana) supere los 100 cada 100.000 durante tres días consecutivos, aunque se desconoce si ese será el mecanismo que propondrá la administración de Fernández.

La activación automática de ese recurso, llamado «freno de emergencia», sirvió para frenar las discusiones internas en Alemania, dado que los dirigentes de diversas regiones rechazaban e incluso ignoraban algunas de las medidas decretadas por la canciller Angela Merkel para contener los contagios por Covid-19.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online