Locales

El intendente estuvo en los actos por el 9 de julio de Fasta Inmaculada

En el marco de los festejos por el centenario de fundación del Instituto Fasta Inmaculada Concepción y en conmemoración al 201 aniversario de la
declaración de la Independencia de nuestro país, el intendente Ignacio García Aresca participó de los actos que se desarrollaron en la institución
educativa.

Junto al mandatario municipal estuvieron  la legisladora provincial Graciela Brarda, funcionarios municipales, concejales, autoridades del
establecimiento educativo, docentes y alumnos.

En esa oportunidad, el mandatario municipal remarcó: “Una fecha patria más nos convoca, una oportunidad para que nos encontremos y juntos podamos compartir un día de homenaje y memoria acerca de lo que construyeron los padres de la Patria y también para que reflexionemos sobre esta fecha fundamental en el proceso de construcción de la nación argentina. Los manuales de estudio nos dicen que el 25 de Mayo de 1810 tuvimos nuestro primer gobierno patrio y que el 9 de Julio de 1816, en Tucumán suscribieron el acta acuerdo sobre la cual se declaró la independencia nacional. No debemos olvidar que por encima de todas las diferencias que separaban a los diputados de entonces, había un denominador común como fue la esperanza y el anhelo de hacer surgir en el mundo una nación independiente y libre de ataduras con las potencias extranjeras y las corporaciones económicas, desde ese momento la historia nos pone de manifiesto que los grandes signos de la argentinidad estuvieron siempre vinculados a nuestra capacidad de vincular objetivos comunes y poner nuestras mejores energías en alcanzar metas que nos unan a todos los argentinos. Esa capacidad para lograr consensos supone el sano ejercicio del diálogo y la reflexión compartida entre todos los ciudadanos. Es por eso que, en este 201 aniversario de nuestra independencia como Nación, reflexionemos sobre la importancia de que los objetivos comunes y estratégicos que hacen a nuestra identidad no queden postergados detrás de metas egoístas y sectoriales que muchas veces nos han dividido y enfrentado, en San Francisco venimos proponiendo esta premisa como una bandera irrenunciable que queremos compartir con todos los ciudadanos. Somos conscientes que en cada sanfrancisqueño hay un ciudadano que nos pide coherencia para decidir; firmeza para dirigir y grandeza para entender a los que piensan diferente. En este 9 de Julio estamos convencidos que debemos seguir trabajando para fortalecer las instituciones del Estado, las organizaciones de la sociedad civil, la calidad de la democracia, afianzar la educación y el trabajo como clave para el desarrollo y el progreso”.

COMPARTIR