Nacionales

El juez Casanello rechazó el pedido de la UIF para indagar a Cristina Kirchner

El juez federal Sebastián Casanello rechazó el pedido que hizo este lunes la Unidad de Información Financiera (UIF) para citar a indagatoria a la ex presidente Cristina Kirchner, al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y otros ex funcionarios como integrantes de una asociación ilícita en la causa en la que el empresario Lázaro Báez está preso y procesado.

El magistrado, en una resolución a la que accedió Infobae, señaló que la ex presidente y el resto de los ex funcionarios ya están procesados por ese delito en la causa por las irregularidades en la concesión que lleva el juez Julián Ercolini.

«La pretensión busca reeditar en la presente causa los hechos que son objeto de investigación en otro juzgado y sobre los cuales su titular ya se ha expedido, no sólo en torno a la procedencia del acto de defensa, sino también a la verosimilitud de la acusación al dictar el auto de procesamiento. El riesgo de vulnerar la prohibición de doble juzgamiento con tal proceder es palmario, en tanto el pedido supone clonar un hecho e invadir la competencia actualmente ejercida por otro magistrado», sostuvo Casanello.

La UIF es un organismo que depende del gobierno de Mauricio Macri y se encarga de la prevención del lavado de dinero.

Su presidente, Mariano Federici, pidió ayer por la mañana las indagatorias de Cristina Kirchner, De Vido, del detenido ex secretario de Obras Públicas José López, del ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal y primo del ex presidente Néstor Kirchner, Carlos Kirchner, y del ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad Nacional Néstor Periotti como miembros de una «asociación ilícita destinada a cometer una pluralidad de delitos». También la detención de los cuatro hijos de Báez.

El organismo señaló que deben responder como acusados por el dinero recibió Báez para obra pública y que formó parte del lavado por el que está acusado.

Casanello respondió que todos ellos ya fueron procesados en diciembre pasado por el juez Ercolini como integrantes de la asociación ilícita que está reclamando la UIF y que defraudó al Estado en la entrega de los fondos públicos a las empresas de Báez para obras viales en Santa Cruz que presentaron diversas irregularidades.

El magistrado señaló que «mal puede pretenderse que existan dos asociaciones distintas pero integradas por las mismas personas en un mismo periodo temporal» y que la UIF debió haber hecho un planteo para que parte de la causa que se tramita se acumule en el expediente de Ercolini.

Lázaro Baez (Télam)

Lázaro Baez (Télam)

Casanello explicó que no existen varias asociaciones ilícitas sino una sola y que el mismo criterio tuvo el juez Claudio Bonadio cuando luego de procesar a la ex Presidente y a Báez, entre otros, en la causa «Los Sauces» remitió el expediente a Ercolini porque se trataba de un caso de asociación ilícita.

La UIF también basó su pedido de indagatorias en que el fiscal federal Guillermo Marijuán había pedido a principio de mes la indagatoria de Cristina Kirchner y de los ex funcionarios, lo que en rigor no sucedió.

«El Dr. Marijuán solicitó que se reciban nuevas indagatorias, a diferencia de la UIF, centró su petición sobre aquéllas personas que ya han sido indagadas y no incluyó en su pretensión hechos de otra causa, lo que exhibe su celo por preservar la validez de todos los actos», explicó Casanello que dispuso 27 indagatorias que comenzarán esta semana.

La Cámara Federal ordenó el mes pasado que en la causa por lavado contra Báez también se acuse a los imputados de que parte del dinero blanqueado provino de la obra pública que el empresario recibió durante los 12 años de kirchnerismo y no solo de la evasión de impuestos.

Este jueves comenzarán las 27 indagatorias pedidas por el fiscal Marijuán y ordenadas por el juez. Entre otros fueron citados Báez y sus cuatro hijos –Martín, Luciana, Melina y Leandro, todos miembros de directorios de empresas del grupo familiar–, el arrepentido Leonardo Fariña, el contador Daniel Pérez Gadín, el financista Federico Elaskar y el asesor Fabián Rossi, ex esposo de la vedette Ileana Calabró.

La primera indagatoria será para Rossi y se cerrarán el 6 de junio con Lázaro Báez.

Las nuevas imputaciones serán por la información recibida de Suiza respecto a millonarios movimientos de dólares en cuentas vinculadas a los Báez y por el dinero obtenido de la obra pública como parte de los fondos lavados.

Los cuatro hijos de Báez pidieron las postergaciones de sus citaciones – deben presentarse esta semana y la próxima – pero Casanello rechazó el planteo «a fin de que no se produzcan dilaciones innecesarias para no demorar el trámite del legajo».

Lázaro Báez está preso hace un año en la cárcel federal de Ezeiza por orden de Casanello. El magistrado lo procesó dos veces por lavado de dinero y el empresario suma otros tres procesamientos: por la obra pública y los alquileres a la empresa «Los Sauces» junto con Cristina Kirchner y por no pagar los aportes previsionales de los empleados de sus empresas. En esos expedientes también están procesados sus cuatro hijos.

Pedidos de detenciones

Además de las indagatorias a la ex Presidente, la UIF también solicitó hoy las detenciones de los cuatro hijos de Báez y de Rossi. El organismo alegó que existe riesgo de fuga por la capacidad económica que tienen.

El Código Procesal Penal de la Nación prohíbe que los querellantes pidan detenciones y el juez le pidió opinión al fiscal Marijuán.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online