Internacionales

El juicio contra Donald Trump entró en su recta final y se define el futuro de una causa inédita para EEUU

El juicio contra Donald Trump entró en su recta final y se define el futuro de una causa inédita para EEUU

Lo acusan de falsificar documentos contables de su emporio, la Organización Trump, para ocultar un pago de 130.000 dólares a la exactriz porno Stormy Daniels y evitar un escándalo sexual al final de su campaña de 2016

A casi cinco meses de las elecciones del 5 de noviembre, la defensa de Donald Trump presentó este martes sus alegatos finales ante el tribunal que juzga al exmandatario en Nueva York e insistió en su inocencia. De ser declarado culpable, el magnate republicano corre riesgo de convertirse en el primer expresidente de la historia de Estados Unidos en ser condenado penalmente.

Tras seis semanas de intensos debates, el juicio entró en su recta final con los alegatos de cierre. Trump está acusado de falsificar documentos para encubrir un escándalo sexual en su campaña de 2016.

 

La defensa y la fiscalía tienen una última oportunidad de convencer a los 12 jurados (siete hombres y cinco mujeres), cuyo veredicto será determinante para el futuro político de Trump, en su carrera por volver a la Casa Blanca. El exmandatario corre el riesgo de ser condenado a una pena de hasta cuatro años de cárcel, pero aun así podría presentarse en las elecciones.

Donald Trump: “Hoy es un día oscuro para Estados Unidos”

Trump habló con los periodistas que se agolparon frente a las puertas del tribunal de Manhattan.

Hoy es un día oscuro para Estados Unidos. Este caso nunca debió haber ocurrido”, afirmó Trump a su llegada el martes al juzgado.

En breves declaraciones, llamó “corrupto” al juez Juan Merchan y reiteró: “Este es un día muy peligroso para Estados Unidos. Es un día muy triste”.

Su abogado, Todd Blanch, en el inicio de su alegato, afirmó que “el presidente Trump es inocente”. “Las consecuencias de la falta de pruebas que han presenciado en las últimas semanas es simple: veredicto de no culpable”, dijo el letrado al dirigirse a los miembros del jurado.

Leé también: La polémica promesa que le hizo Donald Trump al Partido Libertario para conseguir su apoyo en las elecciones

Blanche atacó a Michael Cohen, exabogado y antiguo hombre de confianza de Trump, reconvertido hoy en su principal acusador. “Les dijo una cantidad de cosas desde el estrado de testigos que eran puras y simples mentiras”, afirmó.

De qué se acusa a Donald Trump

La fiscalía sostiene que Trump falsificó documentos contables de su emporio, la Organización Trump, para ocultar un pago de 130.000 dólares a la exactriz porno Stormy Daniels y evitar un escándalo sexual al final de su campaña de 2016, cuando venció por un estrecho margen a Hillary Clinton.

Cohen afirma que por orden de Trump le pagó a Stormy Daniels de su propio dinero “para garantizar que la historia no saliera a la luz y no afectara las posibilidades de Trump de convertirse en presidente de Estados Unidos”. Según la acusación, le reembolsaron el dinero, pero lo registraron como “honorarios legales” en las cuentas de la Organización Trump.

Trump estaba “ocupado gobernando el país” cuando se le hicieron los reembolsos a Cohen, dijo el abogado de Trump. Algunas veces “miraba los recibos y facturas y otras no. No hubo intención de cometer fraude, y más allá de eso, no hubo una conspiración para influir en las elecciones de 2016 por parte de Trump”, dijo Blanche. “No cometió ningún delito”, reafirmó.

La fiscalía intenta probar que a través de ese pago, que equipara a un gasto oculto de campaña, Trump “corrompió” las elecciones.

La actriz, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, afirmó que mantuvo una relación sexual con Trump en 2006, cuando ya estaba casado con su esposa Melania, y detalló cómo fue ese encuentro durante el juicio. El expresidente niega la relación y se percibe víctima de una persecución política. Trumo desistió de testificar en el juicio.

 

COMPARTIR