Internacionales

El mensaje gigantesco de «socorro» que salvó a unos náufragos en una isla remota del Pacífico

El mensaje gigantesco de «socorro» que salvó a unos náufragos en una isla remota del Pacífico

Los afectados fueron avistados el pasado domingo por una aeronave norteamericana. El martes los rescataron con una embarcación que los llevó al atolón Polowat.

Cuando no hay salida, a veces solo queda pedir ‘AYUDA’: esa fue la lección que tres marineros aprendieron esta semana después de quedar atrapados en una isla desierta del Pacífico y escribir un mensaje gigante hecho de palmas que sus rescatistas lograron ver desde el cielo.

Tres cuarentones con mucha experiencia como marineros quedaron varados en una isla solitaria cuando su bote a motor experimentó fallas luego de zarpar el 31 de marzo desde el atolón Polowat, en Micronesia.

Los hombres fueron reportados como desaparecidos el sábado por una mujer que le dijo a la Guardia Costera de Estados Unidos que sus tres tíos nunca regresaron de Pikelot, una diminuta isla en el remoto Pacífico Occidental.

«En una impresionante muestra de su voluntad por ser encontrados, los marineros escribieron ‘HELP’ (ayuda en inglés) sobre la arena usando hojas de palma, lo que fue un factor crucial para su hallazgo», dijo la teniente Chelsea Garcia, coordinadora de la misión de búsqueda y rescate.

Añadió que los tres fueron avistados el domingo por una aeronave de la marina estadounidense.

El martes en la mañana un barco rescató a los hombres y los regresó al atolón Polowat, indicó la Guardia Costera.

«Este acto de ingenio fue decisivo para guiar los esfuerzos directamente hasta su ubicación», añadió.

La aeronave les arrojó equipos de supervivencia y un día después los rescatistas les tiraron un radio, a través del cual los marineros se reportaron con buena salud, acceso a comida y agua.

En agosto de 2020, en un hecho similar tres marineros de Micronesia quedaron varados en el mismo lugar y fueron rescatados luego de que aviones de guerra de Estados Unidos y Australia divisaran un gigantesco letrero de ‘S.O.S.’ dibujado en la playa.

COMPARTIR