Internacionales

El misterioso llamado entre el camionero argentino y su jefe antes de desaparecer en Italia

El misterioso llamado entre el camionero argentino y su jefe antes de desaparecer en Italia

Nicolás fue abordado por un hombre cuando transportaba un cargamento millonario. Tras alertar el hecho le perdieron el rastro.

En medio de las dudas y especulaciones por la desaparición del camionero argentino en Italia se conocieron datos claves para la investigación. Ezequiel del Río, hermano de Nicolás, reveló a TN que el transportista tuvo una extraña conversación telefónica con su jefe minutos antes de desaparecer en la ciudad italiana de Siena. “Hubo una llamada medio rara con su jefe”, señaló.

Nicolás manejaba una camioneta con bolsos de diseño valuados en 500 mil euros cuando fue abordado por una persona con un insólito pedido. El hombre apodado “Goni” le aseguró que conocía a su jefe, le comentó que se le había roto la camioneta y que necesitaba llevar un cargamento a un lugar puntual.

El camionero llamó a su jefe para reportar la situación y la respuesta fue que el lugar mencionado por Goni “había cerrado hace año y medio”. La contestación no frenó al hombre que redobló la apuesta. “Nosotros estamos trabajando desde casa y necesitamos llevar la mercadería”, argumentó.

Ante la insistencia de Goni, el jefe de Nicolás pidió que lo esperara un momento. Ezequiel precisó que el jefe de su hermano cortó la comunicación para investigar los datos brindados por el hombre. “El jefe llamó al dueño de la empresa que ya estaba cerrada y le confirmaron que no trabajaban más”, contó.

Con la nueva información, el jefe intentó comunicarse nuevamente con Nicolás, pero no lo logró. El camionero no volvió a responder los llamados y nada más se supo de él desde la tarde del 22 de mayo. Dos días después encontraron su camioneta quemada en la ciudad Roccalbegna, provincia de Grosseto. Además las cajas de las marcearía aparecieron vacías a un kilometro y medio del vehículo.

Hasta el momento las única pistas para dar con el paradero de Nicolás son la extraña llamada con su jefe y la declaración de un testigo. Según contó Ezequiel, “un testigo escuchó un disparo” en la zona donde cruzaron a su hermano pero no hay presencia de sangre. Además los documentos y el celular del desaparecido también son un misterio.

Sin respuesta

El hermano del camionero desaparecido reclamó que “no hay cámaras en el lugar donde lo cruzaron” y que las autoridades italianas “no dan ninguna respuesta”. Incluso no contaban con los datos correctos para hacer la búsqueda. “Nosotros nos enteramos ocho días después y nos dijeron que lo buscaban como ciudadano italiano”, señaló Ezequiel.

En busca de una solución, la familia del Río se contactó con el Consulado Italiano en la Argentina donde se comprometieron a comunicarse cuando tuvieran información del caso pero eso tampoco sucedió. “Pasaron 20 días y no nos dijeron nada”, denunció indignado el hermano de Nicolás.

COMPARTIR