Provinciales

Glamping: un alojamiento distinto en Traslasierra

Santiago Pitta, propietario de un emprendimiento en San Javier (Córdoba), explicó  en qué consiste esta nueva propuesta que conjuga la comodidad de un hotel y el contacto con la naturaleza.

El “Glamping”, una experiencia de alojamiento que se impone en otras partes del mundo y que permite el contacto con la naturaleza sin resignar las comodidades de un hotel, también se puede disfrutar en Córdoba.

Se trata de espacios construidos con materiales sustentables, de bajo impacto ambiental que se acoplan a un turismo responsable y ecofriendly, en donde se practica el reciclaje, la economía de los recursos energéticos y el cultivo de los propios alimentos.

En Traslasierra, Santiago Pitta, es propietario de uno de estas propuestas, que nació como un emprendimiento familiar en San Javier.

“Ecoglamping Traslasierra está en un campito de dos hectáreas, a dos kilómetros y medio de la plaza San Javier. No pasa la red eléctrica y tampoco llega el agua corriente”, describió.

“Dentro del monte hicimos este proyecto que son dos carpas montadas sobre unos deck de madera con vista a las sierras”, señaló. El lugar también cuenta con pileta, ropa blanca, baños privados y comida orgánica.

Estamos a un kilómetro y medio de la ruta 14, y el acceso es muy bueno porque se mantiene muy bien . Hay que recorrer un camino de 80 metros por el monte y las carpas dan un pasaje diferente. La vida del monte es muy particular y poder vivirlo hace una experiencia totalmente nueva.

“Todo está adaptado a las propuestas de la gente. Hay un fogón donde la gente puede cocinar con wok, parrilla, disco, todo con material ecológico renovable”, agregó.

Santiago contó que la idea de instalar esta propuesta surgió de un viaje con mochila en 2010, donde junto a su pareja conoció esta forma diferente.

“Pensamos que lo podíamos hacer como proyecto y acá es un buen lugar para estar en contacto con la naturaleza y tener un poco de confort”, reveló.

En cuanto a las instalaciones, precisó que “son carpas grandes, estructurales de 6 x 4 y dentro hay un sommier, sillones, muebles de diseño”.

“Es para que la gente se sienta cómoda, relajada y a la vez si necesita algo estamos ahí para ofrecerlo”, remarcó.

Santiago asegura que muchas parejas lo visitan en la temporada de enero y febrero, pero quienes deseen reservar pueden contactar el lugar a través de Facebook o Instagram.

Es un destino que queda relativamente cerca y se puede vivir una experiencia diferente en las ciudades.

C3

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online