Hay que auditar la obra social de los judiciales

Hay que auditar la obra social de los judiciales

Nacionales
0

La obra social de los judiciales está en crisis. Los sueldos de los judiciales han aumentado durante los últimos años en forma considerable, y de esa manera la obra social ha incrementado sus ingresos hasta llegar a tener una fortuna de dinero guardada a plazo fijo, que dicen que supera los diez mil millones.

Pero para los judiciales la obra social cuesta carísimo, los descuentos se mantienen constantes y los aportes suben hasta cifras superiores a la medicina privada. ¿Qué se recibe a cambio? Las prestaciones son limitadas cada vez más, y en muchos lugares del país no hay prestadores adecuados.

Juan Carlos Maqueda, el responsable de la corrupción en OSPJN.

El problema es que la obra social está manejada por una sola persona: Aldo Tonón. Responde al Ministro Maqueda, es su amigo y entró a cargo de la obra social hace más de una década. Al principio fue acomodado por otra amiga de maqueta de toda la vida, “Martita”, su secretaria personal en el Congreso, que terminó de directora de la Obra Social, pero se peleó con Tonón por algunas cuestiones poco claras que ella vio y comentó ampliamente. Hasta llega a decir que le llama la atención que Maqueda no le haya hecho caso a las denuncias

Este hombre hace lo que quiere y maneja mucho dinero con su sola firma, contrata con los prestadores por contratos millonarios, define los vínculos con los laboratorios, los médicos y los sanatorios sin ningún control, solo Maqueda.

Hace un año Tonón se enfermó y va muy poco a la obra social. En todo es un descontrol, los empleados no tienen dirección, los médicos no tienen con quién hablar.

Tonón se transformó en un dictador que no se siente controlado, y hay muchos comentarios sobre su conducta.

Pidamos una auditoría URGENTE a cargo de una fuente independiente.