Así lo confirmó la Dra. Paola Garraza del Centro de Salud de la localidad, quién dijo sentirse harta de los irresponsables que ponen en riesgo al resto de la sociedad. «¿Qué más tiene que pasar para que reflexionen?», preguntó la doctora

En declaraciones a Radio Belgrano, comentó que luego de una fiesta clandestina, se detectó que la propietaria de la vivienda tenía la enfermedad por lo que se les informó a las otras personas que estuvieron en el encuentro lo que generó un enojo importante de todos ellos, aduciendo que no podían aislarse por sus trabajos.

Sin embargo, unos días después, destacó: «Nos enteramos que los aislados se reunieron en la casa de uno de ellos dentro del período de aislamiento».

La doctora dijo no entender estas actitudes, por lo que generó un «gran malestar». Además, indicó: «Evidentemente no les importa nada y no se dan cuenta de la situación que atravesamos. ¿Que más tiene que pasar para que reflexionen?», reflexionó.

«Estoy verdaderamente harta de todo esto porque tenemos a un grupo de personas que hacen lo que se les canta sin medir las consecuencias que le acarrean al resto de la sociedad», manifestó Garraza.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online