La Argentina quedó en el podio de los mejores helados del mundo

La Argentina quedó en el podio de los mejores helados del mundo

Internacionales
0

El equipo nacional salió tercero en la Copa mundial del helado. El título fue para Italia y el segundo puesto, para Japón. Los argentinos ganaron un premio especial por crear los sabores más innovadores.

En medio de ruidosas hinchadas, bocinas y música vibrante, este martes se definió la final de la 9° Copa del Mundo del Helado, en Rímini. Ganó Italia, el país anfitrión, que retuvo el título. En segundo lugar quedó Japón y en el tercero, la Argentina. Hubo cinco premios especiales, uno de los cuales fue para el equipo nacional por haber elaborado lo sabores más innovadores logrados con ingredientes revelados en el momento.

La máxima competencia del helado se desarrolló en el Salón Internacional de Heladería, Pastelería y Panificación Artesana, en Rímini, con la organización de un comité de heladeros de todo el mundo. Se enfrentaron doce equipos, entre ellos el argentino, que entrenaron durante 24 meses. Desde el domingo y durante tres días, los competidores tuvieron que preparar una torta helada; tres snacks dulces con forma de bombones; una mono porción en vaso helado; una bocha decorada; un helado salado de queso parmesano, y esculturas de hielo y de caramelo. Y también un par de “mistery box”. Todo basado en un eje temático a a elección, que en el caso de la Argentina fue la película “Piratas del Caribe”.

Italia, país del ganador del Mundial del Helado, siguió como eje “Los secretos del bosque”. Y Japón, que se quedó con el segundo puesto, el de “La flor de la música”.

El jurado principal estuvo integrado por un representante de cada uno de los 12 países que participaron. Por parte de la Argentina, estuvo Maximiliano Maccarrone, el capitán del equipo nacional. Pero ninguno de estos jurados podía votar por su propio país. También hubo un jurado de periodistas, encargado de premiar a la mejor torta helada, en el que participó un fotógrafo de Clarín.

Dentro de los cinco premios especiales, Japón se quedó con los primeros puestos en “mejor escultura de hielo” y en “limpieza y orden”; Italia fue la mejor en “gran buffet”, una mesa que reunía todas las creaciones del equipo durante la competencia, y también elaboró la mejor “torta helada” del mundo.

Argentina fue la mejor en la categoría “mistery box”, que consistió en crear helados con ingredientes y consignas dadas en el momento. Una de esas misiones fue hacer un helado de agua usando damasco. El equipo de los heladeros artesanales nacional se lució aromatizándolo con canela, vainilla y lavanda. La otra fue hacer un sabor de crema con café. Los argentinos presentaron un helado de café, chocolate con leche y anís estrellado. Ambas creaciones le valieron el primer premio a los sabores más innovadores.

“En la Copa del Mundo salimos en el tercer puesto, lo que es un gran resultado -consideró desde Rímini Gabriel Famá, presidente de la asociación de heladeros artesanales (AFADHYA). Constantemente venimos mejorando, con mucha alegría, pasión y un gran trabajo de todo el equipo, que se esforzó muchísimo. Además, el premio a los sabores más innovadores en la categoría “mistery box” se valora mucho. Esos sabores, reconocidos por un jurado muy distinguido, se lograron en una hora y media. Es la prueba del heladero nato”.

La torta helada fue la última prueba del Mundial. La de los italianos tenía frutas y crema y brilló por su frescura y simpleza. Esas características sedujeron al jurado de la prensa, entre el que estaba el argentino Víctor Sokolowicz, fotógrafo de Clarín y de varias revistas italianas especializadas en gastronomía. “A mí personalmente me gusta el helado lo más natural, simple y genuino, sin demasiada elaboración, donde puedas reconocer los gustos. En este sentido, la torta italiana me llamó la atención. Era muy buena y tenía excelentes materias primas”, sostuvo.

Los argentinos hicieron una torta con sorbete de mango, mascarpone con lima, helado de frutilla y remolacha, palet de frambuesa, semifrío de mango y coco y merengue seco de coco y frutilla.

“La propuesta argentina también me pareció muy buena, pero era más elaborada. Mis colegas la apreciaron mucho estéticamente y el helado también fue apreciado”, evaluó Sokolowicz. Y contó que entre los diez miembros del jurado de prensa había periodistas de Italia, Alemania, Colombia, Japón y Francia, entre otros países. “Para mí fue una experiencia interesante, porque cuando saco fotos para revistas gourmet, jamás pruebo lo que fotografío. Como jurado, pude hacer ambas cosas”, explicó.

Los jurados tenían una planilla donde anotaban el puntaje de las tortas en diferentes aspectos: la textura del helado; la sensación del frío; la estética; la combinación de sabores; la limpieza y resistencia a la hora de cortarlas; la creatividad e innovación, y la coherencia con el tema elegido.

Aunque no ganó, el equipo de heladeros artesanales, integrado por Maximiliano Maccarrone, Rubén Darré, Nahuel Rampoldi, Matías Dragun, Pablo Renes y Mariano Zichert, fue muy elogiado. Otras de sus propuestas fueron “El cofre de Davy Jones”, un helado de chocolate con leche y pan de especias. Y “El vaso de Jack Sparrow”, que contenía helado de dulce patagónico y limón, bizcocho de pistacho, mermelada de mandarina y cremoso de almendras.

La Copa del Mundo del Helado se hace cada dos años y en 2018 el ganador también había sido Italia, el país anfitrión. La próxima competencia mundial se hará en 2022.