Nacionales

La Cámara define la suerte de Cristina Elisabet Kirchner en la causa Los Sauces

A principios de abril de este año el juez federal Claudio Bonadio procesó a la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner y a sus hijos Máximo y Florencia en la causa Los Sauces. Además les trabó un embargo por 130 millones de pesos. La imputación es lavado de dinero, negociaciones incompatibles con la función pública y asociación ilícita. La defensa de la ex mandataria y de sus hijos recurrió a la Cámara para pedir que se anulen los procesamientos y los embargos y que se les levante la prohibición de salida del país.

La suerte de la ex jefa de Estado y de sus hijos quedó en manos de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, llamada irónicamente por algunos de los que transitan a diario por Comodoro Py como “Sala K”, por su cercanía a las pretensiones judiciales del kirchnerismo. La decisión del tribunal se conocerá en los próximos días y en los pasillos del edificio del barrio de Retiro -según fuentes confiables-, por lo menos en la Sala I, estarían comenzando a soplar vientos favorables a la ex jefa de Estado.

Los integrantes de ese tribunal son Eduardo Freiler, Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero. El primero se espera que vote a favor del pedido hecho por la defensa de Cristina Kirchner, como lo ha hecho siempre. En el peor de los casos para la ex presidente, Freiler se pronunciará por morigerar la imputación que pesa sobre la ex mandataria. De allí la importancia que tiene para el kirchnerismo bloquear todo intento en el Consejo de la Magistratura para destituir a este juez. Por su parte, Bruglia confirmaría el fallo de su colega Bonadio. Es así que el foco de atención se centra en el juez Jorge Ballestero, quien sería el encargado de definir la votación.

A tenor de los antecedentes jurisprudenciales de Ballestero, todo parece indicar que va a inclinar la balanza para el lado del planteo del defensor de Cristina Kirchner y sus hijos. Su ingreso al Poder Judicial se produjo en septiembre de 1976 y es miembro de la Sala I de la Cámara Federal desde septiembre de 2008, lugar al que llegó propuesto por la entonces Presidente de la Nación. Entre los casos resonantes en los que le tocó actuar figura el de la leche adulterada en la época del menemismo, causa en la que sobreseyó a Miguel Angel Vicco y absolvió al empresario Carlos Spadone. Ballestero es uno de los contactos más importantes de Daniel Scioli dentro del Poder Judicial. A tal punto llega la afinidad entre ambos que el día que el magistrado juró como camarista, el ex gobernador bonaerense estuvo presente en el acto.

El juez Jorge Ballestero

El juez Jorge Ballestero

Ballestero puso la firma para que Bonadio sea apartado de la causa Hotesur, cerró el caso Skanska -el primer gran escándalo de corrupción del kirchnerismo-, revocó un pedido de detención del ex Secretario de Transporte Ricardo Jaime y sobreseyó a Ricardo Echegaray en un expediente por presuntas irregularidades cometidas cuando estaba al frente de la ONCCA, entre otras decisiones. En dos oportunidades votó a favor de archivar la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner acusada de encubrir el atentado a la AMIA. Luego de conocido el primer fallo desestimando la denuncia de Nisman, el camarista fue escrachado mientras cenaba en el restaurante del Club Mayling de Pilar. En pocos días se sabrá si el juez Jorge Ballestero será fiel a su conducta precedente favoreciendo con su voto a la ex Presidente o si se apartará de ese derrotero. Esta decisión dependerá en gran medida de lo que haga Cristina: si se postula para las elecciones de octubre, es muy alta la probabilidad de que la Sala I acuda en su auxilio y revoque el procesamiento.

Infobae

COMPARTIR