Locales

La discusión por la residencia de Llaryora, una pelea que llegaría al TSJ

La discusión por la residencia de Llaryora, una pelea que llegaría al TSJ

Cambiemos objetará su postulación a intendente capitalino. Hay fallos opuestos. Todo conduce al Tribunal Superior. Es probable que también haya una apelación a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Cambiemos no definió quién será su candidato a intendente de Córdoba, pero ya tiene a un grupo de abogados que están trabajando en la presentación de una impugnación contra la candidatura a intendente de Martín Llaryora, quien supuestamente no cumple los cuatro años de residencia “continua” en la Capital, como lo indica la Carta Orgánica Municipal.

Si bien Llaryora aún no fue confirmado como candidato, todo indica que el 23 de marzo –cuando venza el plazo de presentación de las listas– aparecerá encabezando la boleta del PJ para las elecciones municipales de Córdoba, que serán el 12 de mayo.

La Carta Orgánica Municipal de Córdoba indica que los candidatos a intendente deben tener domicilio en la ciudad o una residencia de cuatro años “continuos” previos a la elección.

Desde el radicalismo se fogonea la impugnación, que seguramente tendrá el respaldo del resto de los partidos que integran Cambiemos, ya que aseguran que Llaryora no cumple ese requisito de cuatro años de residencia.

Tampoco con el del domicilio que figura en el DNI, teniendo en cuenta que hace poco tiempo que el dirigente peronista lo cambió, por lo cual no figura en los padrones provisorios.

Desde el entorno de Llaryora no quieren profundizar sobre esta discusión, ya que aún no está oficializada su candidatura.

En el Centro Cívico y en el PJ dicen estar convencidos de que el vicegobernador en uso de licencia y exintendente de San Francisco cumple con el requisito de residencia.

La principal prueba sería un contrato de alquiler de un departamento en Córdoba, con pagos de servicios, desde diciembre de 2013, cuando Llaryora dejó la intendencia de San Francisco para ser ministro de Industria, en la tercera gestión del fallecido exgobernador José Manuel de la Sota.

La Carta Orgánica capitalina también señala que la residencia no se interrumpe si el candidato cumplió funciones oficiales en otro lugar, ya sea nacional, provincial o municipal, publica La Voz del Interior.

En el caso de Llaryora, eso ocurrió cuando en 2015 volvió por cuatro meses a San Francisco para completar su segundo mandato como intendente y ahora que es diputado nacional, desde el 10 de diciembre de 2017.

El radicalismo prepara la impugnación asegurando que Llaryora no cumplió una función más cuando regresó a San Francisco: volvió a ser intendente entre septiembre y diciembre de 2015, cuando ya era vicegobernador electo. Esta será la discusión central en el pedido de impugnación.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online