Provinciales

“La Justicia es mejor de lo que la sociedad piensa”

El vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Domingo Sesín, reconoció que hay atraso en la resolución de sentencias, aunque remarcó que muchas veces son ajenas al tribunal u obedecen a cuestiones establecidas en los procedimientos legales. Avaló los cambios que propone la reforma judicial que acaba de presentar el Ejecutivo. En diálogo con La Voz del Interior, negó que haya demasiados empleados y aseguró que todos trabajan al límite.

-¿Se trabaja poco en la Justicia? A las 14 no queda nadie acá.

-Consideramos que tanto empleados como magistrados del PJ estamos trabajando en los estándares máximos de productividad en función de la creciente y compleja conflictividad que hay. Los magistrados, si bien tienen que cumplir horario de atención al público, tienen la responsabilidad por objetivos. Secretarios, prosecretarios y personal jerárquico administrativo tienen jornadas de nueve horas, con 45 de refrigerio, cosa que no ocurre en otras provincias ni en el ámbito federal. En febrero agregamos una hora al público, hasta las 14.

-Pero hay cada vez más stock de causas a resolver. ¿Por qué?

-Si se toman en cuenta las causas ingresadas frente a las que salieron, quizá el resultado sea bajo porque el proceso puede paralizarse por circunstancias ajenas al tribunal, depende de las partes y si lo paralizan, o hacen arreglos extrajudiciales que no dan a conocer al tribunal, queda como que está a fallo cuando está paralizada por otras circunstancias.

-El proyecto de reforma presentado el jueves por el Ejecutivo, ¿les conforma? ¿Participaron de la elaboración?

-En líneas generales estamos de acuerdo. Aunque no hayamos trabajado formalmente en el proyecto, porque después tenemos que interpretarlo, estamos de acuerdo. Era uno de los aspectos que pedía este TSJ.

-¿Qué se viene haciendo para reducir la mora?

-La estrategia es, por un lado, juntar los principios éticos y la idoneidad, ya que el mejor formado puede solucionar en forma más rápida las controversias, por eso los concursos. Por otro lado, hemos ido haciendo reformas en la organización del juzgado, como por ejemplo la mesa de entradas. Uno podía elegir el juzgado, a lo mejor había un año para presentar la demanda en el que me parecía más idóneo, ahora hay mesas de entradas: eso es transparencia y no digito el juez. Otro aspecto es el expediente digital, la notificación electrónica, la consulta en la web del trámite judicial, la orden de pago y las órdenes de allanamiento, la vía digital y la subasta judicial electrónica. Y la reforma de los códigos procesales para darle agilidad, la cuestión es cómo garantizar el acceso a la justicia pero al mismo tiempo cómo prevenir el conflicto por otros medios.

-¿Cuánta plata hace falta para digitalizar todo?

-No lo sé. Quizás ahora podamos avanzar un poco más, por lo que le gobernador dijo en la presentación.

-En una escala del uno al 10, ¿en qué punto están?

-Es dispar, hay fueros nuevos que han nacido bajo otra era tecnológica, como Familia, donde todo ya se hace por videoconferencia. Podemos estar en un siete, aunque hay diferencias según el fuero.

-Juristas objetan la vía del recurso ante el TSJ, que genera un cuello de botella importante. ¿Eso se revisa en esta reforma?

-No.

-Ustedes como TSJ, ¿están desbordados?

-Sí. Tenemos causas penales que por el tema de que la sentencia no está firme y una abundancia de recursos disponibles se acumulan. Pensamos que con la mediación y la oralización podamos descomprimir causas que llegan al TSJ. Tenemos una acordada diciendo la demora en la que estamos, en la sala civil debemos estar en 11 meses, contencioso un año y dos meses y va subiendo.

-Schiaretti dijo seis años, ¿se quedó corto?

-Quizá en el promedio no. Hay juicios que demoran menos. Pero los que son a instancias de parte hay que medir ambas demoras.

-Si tuviera que elegir tres cosas urgentes a hacer, ¿qué menciona?

-Mediación, conciliación y arbitraje para evitar el pleito; reformar los códigos procesales para acortar la vía del proceso mediante leyes y la digitalización. Usted me pidió tres.

-¿Más horas de trabajo del agente judicial no entran en la ecuación?

-Estamos al máximo. Llego a la mañana temprano y me vuelvo ahora a las seis, siete de la tarde. Cuando vivía en el centro, a las 9 de la noche, me costó el matrimonio. La vida del juez no es sencilla.

-Pero hablo del conjunto de la corporación judicial. Tienen el mejor salario del sector público como activos, buenas condiciones de retiro y una baja productividad.

-Para mí la productividad es excelente, dada la cantidad de cuestiones que hay que tramitar. Los países desarrollados también tienen el problema de que sus juicios duran seis, siete años, y es que el acceso a la jurisdicción se ha abierto mucho. Antes los derechos eran declamativos y ahora son operativos y la gente se ha acostumbrado al litigio permanente.

-¿Porque tiene mejor acceso a la justicia o por la cultura del pleito?

-Porque se han ampliado los derechos.

-Pero también hay mucho abogado al salto buscando algo para hacer juicio.

-Puede ser, pero el Poder Judicial tiene incompatibillidad para ejercer la profesión. Puede poner un quiosco, pero no ejercer lo que estudié, por eso los salarios altos. El 22 no dimos asueto.

-Sobre el legislador, que se elige por voto, hay una mirada más pública, qué apoya, cuánto se ausenta… Acá todo se diluye.

-La mejor forma de medir si hay parcialidad o no es revisando las sentencias. Hay que ver la cantidad de pronunciamientos de cualquier juzgado o la carpeta de sentencias del TSJ para medir el esfuerzo.

-¿Habría que revisar la feria judicial?

-Creo que habría que reforzar las áreas sensibles. Conversar con los abogados para buscar un punto intermedio. No tengo una solución definitiva. A los jueces les conviene, porque en vez de 30 días tendríamos más y se podrían elegir en cualquier fecha y no en enero, que todo vale el doble.

-Hay una mirada pública sobre todas las instituciones y el quehacer público. ¿Usted siente que la Justicia está interpelada?

-Muchas veces pagamos el precio justo por pecadores. Consumimos mucha prensa nacional y generalmente la prensa destaca lo negativo de las instituciones. Hacemos una tarea excelente para la vida democrática, pero mucha gente piensa que las instituciones son peores de lo que son porque tendemos a ver lo negativo.

-¿También de la Justicia?

-La Justicia es mejor de lo que la sociedad piensa que es. Acá eso de la familia judicial pasaba mucho, ahora todos los cargos son por concurso no entran más familiares y eso nadie lo ve. En el 2000 postergamos el horario de trabajo y fue muy duro entonces, me decían que administratizaba la Justicia cuando yo decía que la sociedad nos pedía productividad.

-Pero la demora conspira.

-Es cierto que el proceso demora, pero tiene que demorar algún tiempo, porque es garantía de derecho. El debido proceso se inventó para que el juez dirima en base a lo que está probado y a los hechos. El sistema reconoce que puede haber error judicial y te garantiza apelación, y te garantiza otra instancia, te garantiza la Corte, la Corte de Derecho Interamericana. El proceso tiene que demorar porque es garantía de derecho. Sé que la prensa tiene que dar la noticia con inmediatez, pero los jueces estamos condenados a respetar el tiempo de debido proceso y eso la sociedad no lo sabe o no lo entiende. Soy aun amante de analizar para ver cómo podemos acortar los tiempos.

-¿Tienen ya personal suficiente?

-Estamos en el mínimo, vital y móvil para la cantidad de cosas que tenemos. Tenemos el Ministerio Público Fiscal, la Policía Judicial, la Policía Antinarcótico… todo dentro de nuestro presupuesto. Hay provincias que no lo tienen o lo tienen por fuera.

La reforma judicial propuesta

El jueves, el gobernador Juan Schiaretti firmó varios proyectos de ley que incluyen los siguientes cambios:

Justicia laboral. Incorporará el proceso declarativo oral abreviado: una única audiencia para la resolución de despidos sin causa, salarios en mora y juicios derivados de la Ley de ART.

Justicia vecinal. Un nuevo fuero oral para cuestiones de menor gravedad. El juez de Paz Letrado Vecinal tendrá jurisdicción territorial en barrios o en localidades, y se apoyará en el expediente digital.

Proceso monitorio. En causas verosímiles y con sustento documental del fuero Civil y Comercial, la sentencia es inmediata para desalojos, división de condominio, escrituración de inmuebles o transferencias de vehículos.

Agilización. Se plantean herramientas para acortar plazos procesales en los fueros Civil y Comercial, Penal y Laboral.

Digitalización. Supone la implementación de expedientes digitales, notificación electrónica, audiencias por videoconferencia (sin traslado de presos) y comunicaciones on line.

Oralidad. Habrá un prueba piloto en el fuero civil para ciertas etapas de los juicios por daños.

Mediación. Será obligatoria en las causas civiles. Apunta a evitar la judicialización de conflictos que pueden resolverse por otras vías.

La Voz del Interior

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online