Provinciales

La Nación dice que subirá subsidios, pero no precisa cómo será en Córdoba

La Nación dice que subirá subsidios, pero no precisa cómo será en Córdoba

Con silencio y ambigüedad. Así respondió el Ministerio de Transporte de la Nación a algunos de los interrogantes más importantes que surgen con el conflicto del transporte en Córdoba y que, se teme, podría despertar más que inquietudes en otros servicios del país.

El ministro nacional del área, Guillermo Dietrich, había dicho a periodistas que lo consultaron en un acto que en lo que queda del año no habrá subas de tarifas en el transporte público porque se subirán los subsidios para absorber los mayores costos derivados de los últimos aumentos salariales acordados. Se refería tanto a boletos de colectivos como a los pasajes de los trenes de pasajeros, que sólo corren en el Gran Buenos Aires y que la Nación subvenciona con impuestos que se colectan en todo el país.

La Voz intentó ayer contactar a funcionarios de Dietrich para precisar si eso incluía o no, en forma parcial o total, el diferencial de 11,5 puntos porcentuales que hay entre lo acordado en la paritaria y lo que reclaman los choferes de Córdoba que exigen volver a una forma de cálculo que, dicen, está en el convenio laboral de Córdoba.

Las dudas son razonables porque, precisamente ayer, el presidente del Ente de Movilidad de la Municipalidad de Rosario, Gustavo Leone, dijo al diario La Capital que ese municipio, junto con el de Córdoba, había decidido gestionar ante Dietrich un aumento extra de subsidios para cubrir la brecha entre sus demandas locales y el aumento pactado a nivel nacional. En el caso de Rosario, la UTA reclama un aumento salarial del 25 por ciento. La brecha con el 21 por ciento acordado en la paritaria nacional es de cuatro puntos, bastante menos que los 11,5 de Córdoba.

En la Municipalidad de Córdoba confirmaron que hubo contactos desde el municipio rosarino, pero el secretario de Servicios Públicos del municipio, Julio Waisman, no respondió a los llamados para precisar si se coordinará un pedido de fondos adicionales a la Nación.

Los asesores de prensa de Dietrich se limitaron a difundir declaraciones previas del ministro que no alcanzan a despejar los interrogantes. “Es inaceptable que se tome al pasajero como rehén. El Gobierno nacional está haciendo un gran esfuerzo para subsidiar el 100 por ciento del aumento salarial de 2017 en todo el país, tanto en el área metropolitana como en el interior. La paritaria acordada a nivel nacional cerró 3,5 puntos por encima de la inflación. A esto se suma un bono de 2.500 pesos. Y ya a fin del año pasado habíamos otorgado otro bono de cinco mil pesos. El subsidio nacional no sólo cubre el salario, recordemos que una parte se destina a la tarifa social. En el interior estamos triplicando los montos destinados a la tarifa social”.

También se indicó desde Transporte algo que es sabido: “El Estado nacional no tiene injerencia en otras tarifas que no sean las de Amba (Área Metropolitana de Buenos Aires, es decir, Capital Federal más el conurbano bonaerense) e interprovinciales”. En efecto, todo indica que el aumento de subsidios nacionales alcanzará para que Mauricio Macri y Dietrich no tengan que anunciar aumentos de colectivos allí. Pero eso no será necesariamente el caso de Ramón Mestre en Córdoba, que eventualmente tendrá que aplicar subsidios si los choferes imponen sus exigencias.

Macri y Dietrich tampoco tendrán que subir la tarifa de los trenes del Amba (mucho más subsidiadas y que además pocos pagan).

Dietrich dijo a Cadena 3: “Había una distorsión (en cuanto a subsidios) entre el interior y Buenos Aires. El año pasado lo revertimos”.

Pero en el Ministerio de Finanzas de Córdoba, hay otros números. Un borrador indica que el año pasado la Nación gastó 58 mil millones de pesos en subsidios al transporte de pasajeros. El 83 por ciento de ese monto gigantesco se gastó en la Provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires. Donde no vive el 83 por ciento de la población del país sino el 45 por ciento. Si el subsidio al transporte per capita hubiera sido igual en todo el país, la Nación debería haber erogado 28 mil millones de pesos adicionales.

Dietrich no quiere más subas de tarifas este año

Por eso, señaló que los salarios de choferes serán absorbidos.

21% es el aumento salarial para los choferes pactado a nivel nacional. A ese nivel se referiría Dietrich.

32,5% es el aumento que exigen algunos de los delegados en UTA Córdoba, que quieren reponer reglas de convenio.

25% es lo que piden choferes en Rosario, cuyo municipio dice que hay gestiones conjuntas con Córdoba.

La Voz del Interior

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24HS
Escúchanos las 24 hs Online