La noche en San Francisco

La noche en San Francisco

Destacadas
0
Desde siempre el manejo de los boliches, bares y pubs que funcionan en horarios nocturnos fue un tema delicado debido a la conjunción de varios factores que en oportunidades resultan “explosivos”. Hay varios actores que intentan controlar desde el ámbito publico y el privado el movimiento que reune a personas de distintas edades, gustos y clases sociales en la ciudad.
El pasado fin de semana se mencionó varias veces al local nocturno Ninna ubicado en Pueyrredón 82 por que allí se originó un incidente que luego, de manera independiente, un jóven de 26 años fue golpeado en la jefatura de policía sufriendo la pérdida de un testículo. En la causa se encuentran sancionados dos policías, Lencinas y Stéfani , investigados por el Tribunal de Conducta Policial de la Provincia de Córdoba y la Fiscalía en Turno por un grave hecho de abuso policial.
Desvinculación de lo ocurrido en sede policial
En las redes sociales circularon filmaciones de las cámaras de seguridad de Ninna en donde se puede observar que allí Fernando Saire no fué agredido por el personal de seguridad ni los uniformados. Así lo declaró el propio jóven en sus expresiones a este medio, pero no se deja exento de que todo comienza cuando, según los dichos de los jóvenes , uno de los dueños del local agrede al cumpleañero amigo de Saire y a partir de ahí se genera el reclamo que deriva en la concurrencia a formular la denuncia.  Mencionan además que otro muchacho se apersonó para formular denuncia contra los custodios del boliche previo a los incidentes ocurridos.
No sería la primera oportunidad en que se generan disturbios en este local nocturno, mientras desde un lado denuncian maltratos y violencia del personal de seguridad de Ninna y la policía que presta adicionales ahí adentro, por la otra parte se resalta la violencia y estado de alcoholismo con que se comportan las personas que son excluidas. Este tema sobre la capacitación, la forma de proceder de los patovicas es algo que las autoridades deberán observar y controlar ya que la tarea demanda cada vez mas de mayor atención debido a las conductas sociales que se producen en las noches y que la mayoría de las veces no son resueltas por estas personas a cargo de la seguridad que se ven desbordadas.
Los propietarios del boliche
Son tres hombres los socios que explotan bajo el nombre comercial de Ninna Club al espacio nocturno que funciona en nuestra ciudad. Vinculados desde hace años a la actividad y con  otros emprendimientos relacionados al rubro en marcha : Mariano Miazga, Claudio Morbidoni y Pablo Ferrero son los dueños desde el comienzo del emprendimiento que se fue ampliando en la calle Pueyrredón al 82.  Se pudo conocer que no integra de ninguna manera esta explotación comercial el funcionario Judicial  de los Tribunales de San Francisco que muchos mencionaron en los últimos días. Se desprende que este Fiscal señalado puede vincularse debido a que en el inmueble donde funciona actualmente el boliche pertenece a una Sociedad de Responsabilidad Limitada que tiene el bien como perteneciente a  una sucesión donde el administrador es pariente del funcionario, sin que los una con los propietarios del boliche ni con la Sociedad que lo alquila ningún tipo de vínculo. Esta es el único punto de contacto entre las personas mencionadas, el que no implica transgresión a normativas del Poder Judicial ni existe cuestionamiento al respecto, todo lo demás pertenece al imaginario colectivo o especulaciones fuera de lo que figura en la realidad.
Controles en la noche
Un punto de la agenda de todos los años es el manejo de la noche, incluso no hace muchos meses atras se modificaron ordenanzas para evitar las previas cambiando drásticamente los horarios de ingreso a pubs, bares y boliches.
Actualmente se encuentra en desarrollo la modalidad y seguramente será un tema de agenda para las próximas elecciones el trato de este aspecto que incluye a la ciudad de San Francisco y la región que moviliza.