Espectáculos

La verdadera amistad: le prestó el vientre a su amiga que soñaba con ser mamá

La verdadera amistad: le prestó el vientre a su amiga que soñaba con ser mamá

Soledad perdió seis embarazos y tuvieron que extirparle el útero. Roxana no dudó en ofrecerse para gestar a su futura hija.

Soledad Gutiérrez soñaba con ser mamá. Junto a su pareja lo intentó muchas veces, sin embargo, su salud no se lo permitió. Perdió seis embarazos hasta que le diagnosticaron trombofilia y útero miomatoso. En 2014, le realizaron una histerectomía subtotal: le dejaron los ovarios, pero le sacaron el útero.

Desde entonces, su deseo se volvió imposible. Hasta que recibió el llamado menos esperado: su amiga Roxana Romagnoli, a quien conoció en 2005 en el trabajo y se volvieron íntimas, la sorprendió con una propuesta que le cambió la vida para siempre.

«Estábamos cenando en casa con mi marido y mis hijos y se me ocurrió, dije: ‘Voy a hacer esto, lo tengo que hacer'», relató Roxana en diálogo con Telenoche. Inmediatamente buscó el teléfono, marcó el número de Soledad y la llamó: «Le dije: ‘Yo quiero ser la casita de tu bebé'».

Del otro lado de la línea solo hubo silencio. Roxana nunca se dio por vencida y siguió insistiendo hasta que pudo convencerla: «Yo siento que estaba destinada para algo, vine para algo a este mundo».

Después de ese llamado comenzó la gran aventura. Fueron casi dos largos años, ya que era el primer caso de subrogación de vientre en Villa María. Y aseguran que «fueron nueve meses locos» de embarazo, ya que algunos médicos no entendían quién era la verdadera mamá.

«Siempre digo que ojalá todos tengan una Roxana en su vida», expresó orgullosa y eternamente agradecida Soledad. Ahora son una gran familia. Son más que amigas, son hermanas.

 

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online