Las propiedades en Córdoba ya perdieron hasta un 30% su valor en dólares

Las propiedades en Córdoba ya perdieron hasta un 30% su valor en dólares

Provinciales
0

En el marco de la pandemia y todo lo que ella acarrea en materia económica, empieza a asomar una nueva realidad para el mercado inmobiliario cordobés. Uno de los aspectos de esta es la baja de precios de las propiedades en general calculado en dólares. En ciertos casos, la pérdida de valor llega al 30 por ciento.

Para parte de los referentes del sector, deberá darse un proceso de sinceramientoel reemplazo de la moneda norteamericana como referencia directa de los precios a manos de variables “más realistas”, como el costo de la construcción y el movimiento de oferta y demanda.

Esa fue una de las conclusiones compartidas por los 10 titulares de inmobiliarias de larga trayectoria local que participaron de una mesa virtual organizada por el Colegio Profesional de Inmobiliarios de Córdoba (CPI).

En ese marco, hombres y mujeres cuyos apellidos tienen cierto peso en el mundo del alquiler y venta de viviendas y locales, expusieron su mirada de la coyuntura.

Estamos en un momento de reacomodamientoHoy hay departamentos que se están ofreciendo un 25 a 30 por ciento por debajo de los valores de marzo, tanto en el Centro como Nueva Córdoba”, señaló Marcelo Merguerian. Además, explicó que, en ese lapso, el dólar pasó de rondar los 90 pesos en marzo a los 130 y que ningún inmueble registró incrementos de esa magnitud.

En relación a estos vaivenes, el empresario contó con cierta esperanza: “En 2001 el costo de construir llegó a estar en 250 dólares, y un año después ese producto se vendía a mil dólares”. Y agregó: “El mercado debe acomodarse a la realidad. El que quiera vender un inmueble tendrá que bajar el precio”.

En ese sentido, Joaquín Malbrán, otro renombre de peso, aseguró que la inmobiliaria viene “depurando” de su cartera a aquellos clientes que no aceptan valores racionales para sus propiedades.

Sergio Villella, por su parte, coincidió en cuanto a los precios y detalló las magnitudes por él relevadas: “En otros procesos devaluatorios del peso los inmuebles no bajaban más del cinco a ocho por ciento; pero creo que ahora ese proceso irá a fondo. Ya hay bajas de precios de lista en constructoras y propietarios de un 20 y 25 por ciento en dólares, pero diría que el promedio se ubica en torno al 20 por ciento”.

A su vez, él mismo destacó que desde 2018 los precios en dólares vienen retrocediendo: “En enero de 2018 un departamento tipo estaba en 1.550 dólares el metro cuadrado; a mediados del año pasado había bajado a 1.450 y en marzo era de 1.380 dólares”. Pero se mostró optimista de cara al futuro. “Con los precios más bajos, se abre una ventana de oportunidades en los próximos seis meses. Este mercado conserva la idea del ladrillo como resguardo y además, a los dos o tres años se recuperan los valores. Los inversores saben eso”, señaló.

Sus pares coincidieron en que con precios “acomodados” y una expectativa de rentabilidad más apegada a la realidad, las propiedades tienen todas las fichas para captar ahorro en este momento de incertidumbre.

Al respecto, Miguel Mariel, titular del Grupo Esmar, opinó que “muchos precios que se piden en dólares son una locura, no se puede seguir pensando en dólares. Nuestra misión en hacer entender a la gente lo que las propiedades valen de verdad”.

Por su parte, Sebastián Rodriguez Metayer, añadió: “La construcción bajó muchísimo sus costos, el producto final debería seguir esa línea”.