Provinciales

Los ciclistas están prohibidos, pero hay carteles para ellos

La ley prohíbe la circulación de ciclistas por autopistas y autovías, pero la E-53 es usada con frecuencia por los deportistas.

Una serie de carteles con recomendaciones a los automovilistas para cuidar a los ciclistas que usan la autovía de la ruta E-53 pusieron en veredas enfrentadas a Caminos de las Sierras y a las direcciones de Vialidad y de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia.

Los carteles que alertan a los automovilistas sobre cómo hacer el sobrepaso seguro a ciclistas. En fondo blanco y con íconos y letras rojas, negras y azules marcan que deben dejar al menos 1,5 metros de distancia.

El problema es que andar en bicicleta en autopistas y autovías sigue prohibido, según recuerda el director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia, Miguel Rizzotti.

En el artículo 47 de la ley 8.560 dice, en forma literal: “Está prohibido circular por las autopistas y autovías con vehículos de tracción animal, ciclos, ciclomotores y vehículos especiales”.

“Las bicicletas no pueden circular en autopistas y en autovías porque no desarrollan la velocidad mínima requerida y pueden convertirse en un estorbo y en potenciales productores de siniestros”, puntualizó Rizzotti.

La velocidad mínima para circular en autovías y en autopistas, según la Ley Provincial de Tránsito 8.560, es de 50 kilómetros por hora. Por eso no pueden circular bicicletas.

“No está permitido circular en bici por autovías o autopistas. A los carteles no los colocamos nosotros”, enfatizó Osvaldo Vottero, director provincial de Vialidad.

La ruta, como toda la Red de Accesos a Córdoba, está concesionada a Caminos de las Sierras. Isaac Rahmane, director de Caminos de las Sierras, se hizo cargo. “Donde está prohibido es en autopistas y aquí lo que hicimos fue adherir a la ley 10.491 del régimen de promoción al ciclismo”, dijo el funcionario de la empresa pública, quien se definió, además, como uno de tantos “usuarios ciclistas” de la vía.

Para las demás áreas de Gobierno, las autovías también tienen la circulación de bicicletas prohibida.

Rahmane justificó la colocación de estos carteles en el “crecimiento del uso deportivo” de esta autovía y del Camino del Cuadrado, la colectora en la autopista a Villa Carlos Paz y los tramos de ruta a la altura de Ascochinga, entre otros. Pero ninguno se compara, en volumen de ciclistas, con la E-53 y es por eso que se decidió intervenir con los carteles en esta autovía.

“Los automovilistas tienen que respetar la distancia de 1,5 metros. Pero es importante que también los ciclistas hagan su parte, que es circular en fila india”, enfatizó Rahmane.

El entredicho parte de algo que no quedó resuelto tras la aprobación en la Legislatura de un régimen de promoción del uso de la bicicleta que se proponía eliminar su prohibición, aunque sin establecer de qué modo debían circular.

Bicisendas, separadas por un guardarraíl

El ejemplo de lo que debería hacerse en la E-53 es lo que inauguró el gobernador Juan Schiaretti ayer en la ruta 6. Son 8 kilómetros de ciclovía entre Río Tercero y Almafuerte. La senda corre paralela a la ruta, pero tiene un carril separado por un guardarraíl. Para el director Rizzotti, las banquinas no se deben ocupar. “Deben mantenerse libres porque son vías de escape, en caso de siniestros e, incluso, en embotellamientos. Debería trabajarse en sendas especiales”, consideró el funcionario.
LV
COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online