Provinciales

Los ladrones abatidos, con un pasado temible y armamento inédito

Las declaraciones de las distintas autoridades de la Policía tras el trágico asalto y tiroteo en Nueva Córdoba no dejaron dudas: se trato del asalto más violento de las últimas décadas en la ciudad. 

«La violencia de la banda fue terrible, nos conmociona», admitió el jefe de Investigaciones, Alejandro Mercado. Hasta el momento hay un solo detenido, que se llamaría Diego Alberto Tremarchi y ya fue trasladado a la cárcel de Bouwer. Mercado confirmó que tiene graves antecedentes por delitos contra la propiedad.

«No hemos tenido otros antecedentes con este tipo de armamento, hay armas semiautomáticas y automáticas», agregó la autoridad, que remarcó que «llama mucho la atención la agresividad de los delincuentes».

Sobre el motivo del robo, se descartaron dos hipótesis que circularon en un primer momento: en el departamento asaltado no funcionaba una mesa de dinero ni estaba la plata de un ganador del Quini 6. La cifra es, entre cheques y efectivo, de al menos 3 millones de pesos.

Por su parte, el administrador que vive en el séptimo piso dijo que se dedicaba al polirubro. En el séptimo piso no habría una caja fuerte y se maneja la hipótesis de que hubo un entregador.

Las identidades de los ladrones muertos

Noticiero Doce accedió a los nombres de los dos integrantes de la banda que fueron abatidos durante el tiroteo. Se trata de «el Ciego» Hidalgo y Ricardo Serravalle, delincuentes con un prontuario alarmante.

El primero, vinculado a numerosos robos a camiones de caudales, ganó su apodo al asaltar un banco haciéndose pasar por ciego en los ’90. Serravalle fue el líder y vocero durante el recordado motín de la Penitenciaría de San Martín en el 2005. Tendría, además, conexiones con criminales de Buenos Aires y Mendoza.

El Doce

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online