Estación Deportiva

Miss Pádel: Milagros Olivero

Miss Pádel: Milagros Olivero

Milagros Olivero,  jugadora de Quinta Dama, nos habló de su experiencia en el reciente torneo provincial. Acompañada de su mamá, Adriana, quien nunca se pierde un partido.

«¿Cómo va? Todo bien, todo bien, gracias por la invitación», expresó Milagros con entusiasmo al iniciar la entrevista. Junto a su madre, Adriana, nos contaron sobre su participación en el torneo provincial, donde se enfrentaron a los mejores de la provincia de Córdoba.

Acerca de como le fue en este último torneo comentó: «En este último torneo, malas sensaciones. Fuimos al provincial con mi cuñada, por eso ya te dice que nos movemos en masa, porque somos todos juntos. Y bueno, quedamos ahí en zona de sexta categoría, fuimos al provincial de sexta. La verdad que dos partidos larguísimos, eternos. pero el nivel era muy bueno muy bueno, nos quedamos muy contentas igual de los partidos que hicimos realmente

«Nos movemos en familia, el pádel nos lleva a todos, es una cosa familiar», comentó Adriana, orgullosa de acompañar a su hija en cada torneo. Milagros, por su parte, compartió su experiencia en el último torneo, donde lograron destacarse a pesar de las largas esperas y los nervios previos a los partidos.

«Realmente fue muy lindo, la experiencia del provincial es linda. Muy linda, yo cada vez que hablo con mis amigas les digo que vayan porque es otra cosa. Es otra cosa realmente», expresó Milagros, destacando la emoción de participar en un torneo de esa magnitud.

A lo largo de la entrevista, madre e hija revelaron los desafíos que enfrentaron durante el torneo, desde las largas esperas hasta los intensos partidos en tres sets. Sin embargo, destacaron la importancia de disfrutar cada momento y valorar la unión familiar que el pádel les brinda.

«Es lindo, es un momento de pasar un lindo momento de amistad, de charlas, de poder confiar en la otra», expresó Milagros, resaltando la conexión especial que comparte con sus compañeras.

Adriana, por su parte, admitió que se pone nerviosa en cada punto y se emociona al ver jugar a su hija. «Me pongo muy nerviosa, cada pelota que pasa hago fuerza con la pierna como si estuviera jugando yo», confesó entre risas.

La entrevista concluyó con un mensaje de agradecimiento a todas las familias que se suman al mundo del pádel en San Francisco. «Es fantástico ver cómo hay chicos en las canchas, chiquititos, que siguen al papá y a la mamá. Creo que es una de las cosas que rescato de San Francisco y del Padel. No sé si pasa en todos lados, pero sí acá en San Francisco, que es todo muy familiar. Ves a papá y mamá jugar, y los chicos en la cancha, dando vueltas. Y cuando salen, porque termina un set, se meten los chicos dos minutos. Eso es fantástico.»

 

 

COMPARTIR