Internacionales

Morales reveló que Merkel sugirió la ayuda del Papa en la solución de la salida al mar

EL PRESIDENTE DE BOLIVIA, EVO MORALES, REVELÓ HOY QUE LA CANCILLER ALEMANA, ANGELA MERKEL, SUGIRIÓ LA INTERVENCIÓN DEL PAPA PARA RESOLVER EL DIFERENDO MARÍTIMO CON CHILE.

[divider][/divider]

Asimismo, Morales aseguró que se «han dado pasos importantes para volver al Pacífico con soberanía» y reclamó un compromiso por escrito del gobierno chileno, que bajo la presidencia de Sebastián Piñera propuso un comodato por 99 años en un corredor al mar bajo leyes bolivianas, pero nunca formalizó esa propuesta oral.

Morales presidió hoy en La Paz el desfile de conmemoración de los 189 años de la Armada Boliviana, un acto de especial relevancia dado que la centenaria causa marítima se ha convertido en una prioridad de Estado en los últimos años, especialmente desde la presentación en 2013 de una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

«No queremos que haya ganadores ni perdedores, sino mediante diálogo sincero, abierto y con propuestas, resolver este problema», sentenció el presidente boliviano dirigiéndose al país vecino.

Con un discurso más conciliador que en otras ocasiones, y en un momento en que la relación con el Chile atraviesa serias dificultades, sobre todo tras las maniobras militares en el norte chileno, Morales apeló al diálogo pero pidió, sobre todo, que este se base en un compromiso chileno oficial y por escrito, y no en propuestas verbales como en los últimos años.

Como ejemplo, reveló por primera vez que durante el mandato del anterior presidente chileno, Sebastián Piñera, ofrecieron verbalmente a Bolivia una salida al mar «en comodato» por 99 años.

«Nos decían en algunas reuniones, ‘queremos dar una salida en comodato por 99 años hacia el Pacífico, en ese corredor que imperen las leyes bolivianas, pero no la soberanía’ «, aseguró el mandatario que le dijo el anterior gobierno de Santiago.

Pero, según Morales, Chile nunca llegó a presentar esa propuesta de forma oficial, lo que impulsó a Bolivia a llevar el asunto ante la Corte de La Haya.

Morales defendió, asimismo, que «ambos países» ganarían si Bolivia recobrara una salida al mar con soberanía y recordó que su gobierno ha pedido a varios organismos internacionales que se elabore un estudio sobre los beneficios económicos que esa solución reportaría a ambas naciones.

Entre ellos, mencionó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF.

«No hablamos de que Chile resarza los daños económicos (a Bolivia por la pérdida de su litoral), pero es nuestra obligación que este tema sea resuelto por el diálogo o mediante la CIJ», argumentó.

La tensión no resuelta entre Chile y Bolivia por el asunto marítimo ha ido en aumento en el último año.

El más reciente episodio de esta complicada relación fue la decisión de Chile de realizar en la última semana maniobras militares en una zona cercana a la frontera con Bolivia y Perú, lo que provocó una airada reacción del gobierno boliviano.

Morales, que ya había criticado ese ejercicio militar chileno cuando fue anunciado, afirmó hoy que «no es tiempo para el expansionismo o para intimidar, sino de integración» y resaltó el apoyo a la causa marítima boliviana recabado en su reciente gira europea.

Así, aseguró que la canciller alemana, Angela Merkel, con la que se reunió la semana pasada en Berlín, le sugirió en privado que pidiera la mediación del papa Francisco en este conflicto.

«En esta reunión que tuve con la hermana Merkel, canciller de Alemania, qué nos recomendó: Sería importante que el hermano papa Francisco intervenga en la solución entre Chile y Bolivia. Esa era (en la reunión) privada que tuvimos…pero públicamente decía diálogo para resolver el tema del mar», informó.

Tanto Merkel como el presidente de Francia, François Hollande, con quien también se vio Morales durante su reciente viaje a Europa, abogaron tras esos encuentros por una solución dialogada entre Bolivia y Chile.

«Felizmente ahora ya no estamos solos. Casi todo el mundo apoya a Bolivia para que vuelva al mar con soberanía», sostuvo el jefe de Estado.

«Por primera vez siento que hemos dado pasos importantes para volver al Pacífico con soberanía», sostuvo y señaló que lo hecho hasta el momento es resultado de la construcción de una política de Estado.

Reflexionó luego sobre lo «importante que es la firmeza del pueblo boliviano para que estos problemas se resuelvan mediante el diálogo o (la Corte de) La Haya. Esperamos alguna respuesta del gobierno chileno para trabajar de manera conjunta en bien de nuestros pueblos».

El gobierno de la presidenta Michelle Bachelet afirmó en reiteradas oportunidades estar dispuesto a dialogar pero sin condiciones.

Tras el discurso de Morales y ante decenas de ciudadanos con banderines y gorras sobre la reivindicación marítima, la Armada boliviana desfiló por la avenida Costanera de La Paz y entonó el «Himno del Mar» con el que los bolivianos rememoran su presencia pasada en las costas del Pacífico.

La Fuerza Naval boliviana opera en la actualidad en los ríos del país y también en el lago Titicaca, a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar.

En septiembre pasado, la CIJ de La Haya rechazó un recurso chileno y se declaró competente para analizar el tema de fondo de la demanda boliviana, fijando, además, el 25 de julio de 2016 como fecha límite en la que Chile debe entregar sus argumentos escritos en el caso.

Telam

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online