Provinciales

Multas con fotos contra el exceso de velocidad en ruta

Multas con fotos contra el exceso de velocidad en ruta

La Caminera sumó cinemómetros con cámaras. Permiten garantizar el derecho a la defensa.

[divider][/divider]

No serán fotomultas, pero sí multas con fotos, que no es lo mismo. La Policía Caminera comenzó a utilizar este mes cinco nuevos cinemómetros que dejan un registro fotográfico del exceso de velocidad. Los aparatos, de marca TruCam, están calibrados y homo­logados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y cuestan 48 mil dólares (800 mil pesos) cada uno.

El director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia, Miguel Rizzotti, dijo que la nueva tecnología busca darle más certeza y objetividad al control de velocidad, además de evitar tantas discusiones entre conductores y policías: “No es necesario para probar el exceso de velocidad, porque los cinemómetros comunes están calibrados con precisión, pero sí ofrecen más garantías tanto al policía como al conductor de que la infracción sancionada existe y se puede documentar”.

Las fotos salen con el auto de frente, su patente, el registro de velocidad y los números de la verificación del equipo. Incluso,­ graban un pequeño video, de cinco segundos. Podrán captar el exceso de velocidad a una distancia de hasta 500 metros. Y como el equipo tiene baterías y no necesita estar conectado a una fuente de energía, como la batería del patrullero, se pueden ubicar hasta a mil o 1.500 metros del puesto de control, donde se detendrá al infractor.
“El exceso de velocidad queda constatado con un aparato homologado que dispara una captura fotográfica”, enfatizó Rizzotti, para distinguir esta tecnología de la fotomultas. “Nos han ofrecido mil veces instalar fotomultas. Se podría incrementar la recaudación de Caminera por cinco, por 10, nos dijeron. Pero no queremos eso porque perderíamos una parte fundamental del trabajo de prevención. La Caminera, cuando constata una infracción, la hace cesar, detiene al conductor y lo notifica en el momento de su falta. Incluso, de esta forma, se garantiza la defensa y el descargo, porque el conductor no recibe una multa de dos años atrás, en una ruta que ni recuerda cuándo transitó”, diferenció el funcionario.
Con los cinemómetros con fotos se busca bajar el nivel de conflictividad. Las actas por exceso de velocidad se discuten casi siempre, según contó el comisario inspector Horacio Rodríguez, segundo jefe de la Caminera. “Por día, se labran entre 100 y 120 actas de infracción por exceso de velocidad y es la conducta que más nos está costando modificar”, advirtió.

Controlarán los excedentes de carga para proteger los caminos
El policía, ahora, podrá mostrarle en la cámara el registro del cinemómetro. La foto impresa acompañará, abrochada, el acta de infracción. Una multa por exceso de velocidad puede costar entre 2.200 y 3.200 pesos, con pago voluntario. En caso de que se apele o deje en mora, el doble. Y si se trata de casos con reincidencia, se puede multiplicar varias veces. También se castiga con pérdida de puntos.

La Voz del Interior

COMPARTIR