Nacionales

Nahir desactivó la ubicación de su celular pocas horas antes del crimen

Nahir desactivó la ubicación de su celular pocas horas antes del crimen

Un nuevo dato sugiere que Nahir Galarza –la estudiante de 19 años que mató con dos disparos a su novio Fernando Pastorizzo, de 20 años– habría premeditado el crimen. La joven desactivó la ubicación de su celular a las 19:15 del 28 de diciembre, el día previo al crimen.

 

El dato surge de los resultados de la pericia del celular de Nahir, que el lunes fueron entregados en un CD por el fiscal Sergio Rondoni Caffa a los abogados de ambas partes. Por ser un equipo de última tecnología, que está codificado, los peritos aseguran que fue imposible acceder a la información del teléfono de Fernando.

«Continuaremos analizando los mensajes intercambiados en las últimas horas para ver si esto respondía a un plan premeditado como suponemos. También otro elemento que contribuye a esta hipótesis es que el celular iPhone de ella, la función de ubicación por GPS fue desactivada el día 28 a las 19:15 aproximadamente. O sea, escasas horas antes del hecho», dijo a TN Rubén Virué, abogado querellante que representa a Silvia Mantegazza, la madre de la víctima.

 

«La última ubicación del iPhone es a las 19:15 del día 28. O sea, del día previo al hecho que fue el 29 alrededor de las 5:15 de la mañana. Esto está verificado en la investigación», continuó el querellante.

Nahir desactivó la ubicación de su celular pocas horas antes del crimen

El lugar del crimen: General Paz y Artigas, en Gualeguaychú (Fernando de la Orden).

Ante la consulta de si hay antecedentes de que Nahir desactive constantemente la ubicación, o si solo lo hizo ese día, el abogado responde que «los días previos estuvo activo, por lo menos desde la fecha de Navidad que es lo que se revisó». Y agregó que «lo que todavía no surge claramente es si esto obedeció a una eliminación de historial de ubicaciones o si directamente fue la desactivación».

 

«Esto podría ser parte de la premeditación, que si bien como tal no está incluida como una calificante de homicidio en nuestro Código, sí puede ser un elemento que se integre en lo que es la alevosía», señala Virué. Entiende a la «alevosía» como un estado absoluto de indefensión de la víctima, que en el momento del hecho estaba manejando la moto o deteniendo la moto. Recibe un disparo por la espalda, sin poder preverlo, y sin que implicara un riesgo para la autora.

Nahir desactivó la ubicación de su celular pocas horas antes del crimen

Nahir Galarza saliendo de los tribunales de Gualeguaychú (Ricardo Santellan / El Argentino).

Ayer, Nahir pasó tres horas en los Tribunales de Gualeguaychú y dio una nueva versión de los hechos: dijo que fue Fernando quien tomó el arma de su padre policía y que a ella se le escaparon los disparos, en lo que definió como «un accidente». Al respecto, Virué señala que «puede declarar lo que le parezca, las veces que quiera. Lo que ocurre es que lo que ella relata carece de verosimilitud, por varias cuestiones. Y fundamentalmente porque tratándose de un arma semiautomática, con doble seguro, el doble disparo accidental aparece como absolutamente imposible».

Clarín

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online