La ministra de Seguridad de la Nación Sabrina Frederic dio detalles sobre el objetivo de las medidas.

La funcionaria dijo que se pretende «lograr el control efectivo de las medidas» que el presidente Alberto Fernández anunció para mitigar el contagio del coronavirus, y que están «en condiciones de hacer un despliegue que permita disuadir, persuadir y penalizar» a quienes no cumplan con las restricciones de circulación entre las 20 y las 6 horas en el AMBA.

«Está claro que a partir de las 20 hasta las 6 de la mañana del día siguiente no va a poder haber circulación en la vía pública. Eso va a significar que las fuerzas federales (Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria) van a controlar las vías de circulación fundamentalmente», explicó la ministra.

Luego, Frederic expresó que están «en condiciones de hacer un despliegue que permita disuadir, persuadir y penalizar a aquel que circule sobre todo en las grandes arterias y en las zonas de mayor circulación nocturna».

Asimismo, la funcionaria explicó que el Presidente «no le puede ordenar a la Policía de la Ciudad ni a la Policía de la provincia de Buenos Aires que se ocupe de hacer cumplir el decreto, por eso es que ha definido claramente que la responsabilidad de hacer cumplir esta nueva norma es de las fuerzas federales de seguridad».

Acerca de la penalización a quienes circulen en horarios restringidos, dijo que «con el decreto vigente hasta el día de hoy» tenían «interlocución con todos los juzgados» con jurisdicción en la provincia de Buenos Aires y que «el criterio era el de la notificación, y luego, si hay reincidencia, el secuestro del vehículo y el inicio de causa penal».

«Esperamos que los juzgados intervinientes tomen las medidas acorde al temperamento de la nueva norma», aseveró Frederic.

Por otra parte, dijo que espera «que la cordura y la comprensión del momento crítico» que se está «viviendo, gane consciencia», por lo que «hay que llamar a la responsabilidad individual y social y tratar de que la gente entienda que estas son medidas que el Presidente toma, por supuesto incómodas, pero necesarias para salvar vidas».

La ministra luego aclaró que no se suspendieron «los derechos constitucionales», lo que «quiere decir que las personas tienen derecho a manifestarse», aunque con «responsabilidad».

«Ahora también es cierto que esas personas tienen la responsabilidad de que esa forma de manifestarse públicamente sea también con el uso de barbijo, el distanciamiento y todo aquello que hace que el virus no se siga reproduciendo con la velocidad con la que se está reproduciendo, que es efecto del comportamiento social», concluyó Frederic.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online