Internacionales

Otros dos soldados colombianos fueron asesinados por el grupo terrorista ELN

Al menos dos militares colombianos que escoltaban a un autobús de servicio intermunicipal murieron el martes y tres más resultaron heridos en una emboscada de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, informaron medios locales.

«El ataque fue perpetrado por integrantes de la comisión Omaira Montoya Henao del ELN, cuando las tropas se desplazaban en desarrollo de operaciones de escolta militar a caravanas de transporte público», indicó el Ejército en un comunicado.

El ataque se produjo en un punto conocido como Nuevo Caranal en la carretera que une las localidades de Fortul y Tame, un sitio en el que el grupo terrorista ha atacado varios vehículos.

Los dos soldados muertos fueron identificados como Humberto Gallego García y Jhony Fernando Garcés Algarán, según Caracol Radio, que agregó que otros tres militares resultaron heridos.

De acuerdo con el colombiano El Tiempo, los subversivos aprovecharon el momento en que la caravana disminuyó su marcha para atravesar un reductor de velocidad para arremeter con disparos y explosivos, logrando volcar uno de los vehículos que transportaba a los soldados.

El pasado sábado, cinco personas fueron asesinadas y un menor de edad resultó herido durante una incursión armada del ELN en el municipio de Litoral de San Juan, en el departamento del Chocó, si bien esa guerrilla rechazó ser autora de los asesinatos.

Los ataques del ELN continúan pese a que hay en marcha una mesa de paz en Ecuador

Los ataques del ELN continúan pese a que hay en marcha una mesa de paz en Ecuador

Así mismo, el gobierno colombiano ha dicho que las investigaciones apuntan a que esa guerrilla también es la responsable del asesinato de Edwin Andrey Hernández Rodríguez, subcomandante de la estación de policía de la población de Fortúl, quien murió por un disparo de un francotirador.

También sería responsable de la muerte, en el departamento de Córdoba, del patrullero de la policía Jimeno Rincón Bonilla, entre otros actos que alteran el orden público.

El gobierno colombiano y el ELN —con unos 1.500 combatientes activos— sostienen desde febrero negociaciones de paz en Ecuador.

Con los diálogos con el ELN, el gobierno busca la «paz completa» tras la firma en noviembre de un histórico acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal y más antigua guerrilla del continente.

Este mismo martes, el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, afirmó que los ataques de las últimas semanas del ELN «dificultan enormemente» la dinámica de las conversaciones que se desarrollan en Ecuador.

«Infortunadamente, el ELN sigue cometiendo delitos, desafueros, atentados sobre todo contra la población civil no combatiente, lo cual dificulta enormemente la dinámica del proceso, porque nosotros evidentemente no vamos a negociar por negociar», dijo Restrepo en entrevistas radiales.

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24HS
Escúchanos las 24 hs Online