Internacionales

Perú: El gobierno regulariza a 10.000 refugiados económicos venezolanos

Los venezolanos que llegaron escapando de la crisis económica de su país podrán beneficiarse con los Permisos Temporales de Permanencia (PTP) que comenzarán a emitirse mañana,cuando comience a regir un decreto del presidente Pedro Kuczynski.

[divider][/divider]

Según datos de la ONG Unión Venezolana en Perú, que promovió la medida que se plasmó a través del Decreto Supremo 002-2017-IN firmado por Kuczynski, más de 200 venezolanos buscan cada día sus fichas de Interpol, requisito fundamental para obtener la regularización.

Sin embargo, Télam pudo comprobar esta mañana que unas 400 personas permanecían desde la madrugada frente a las oficinas que Interpol tiene en el distrito de Surco, a media hora del centro de Lima, para realizar el trámite.

Si bien la disposición entra en vigencia mañana, en la jornada de hoy las autoridades de migraciones entregarán 100 permisos durante una ceremonia que marcará el inició simbólico del acceso a los nuevos documentos.

Los Permisos Temporales de Permanencia tendrán como beneficiarios a aquellos ciudadanos venezolanos que ingresen al país en forma regular, con su pasaporte o cédula de identidad, antes del 3 de febrero.

La norma regula la emisión de un permiso especial de un año de duración, con la posibilidad de que la Superintendencia Nacional de Migraciones del Perú pueda renovarlo.

Para Oscar Pérez, presidente de la ONG Unión Venezolana en Perú y quién llevó adelante las gestiones para obtener los permisos, la nueva disposición «tiene una visión humanista y de solidaridad» con sus compatriotas, que llegaron en busca de nuevos horizontes.

Según la Superintendencia Nacional de Migraciones del Perú, el PTP permite desarrollar actividades en el marco de la legislación peruana y está destinado a quienes hayan ingresado legalmente a territorio nacional.

Podrán acceder al permiso quienes estén en situación irregular como consecuencia del vencimiento de su autorización de permanencia o residencia, o aquellos que estando en situación regular opten por el mismo, siempre y cuando no tengan antecedentes penales o judiciales a nivel nacional e internacional.

Entre quienes se encuentran recolectando la documentación para obtener el PTP se encuentra Edin Torres, un joven de 25 años que llegó al Perú hace cuatro meses con la expectativa de encontrar un futuro prometedor.

Técnico Superior en Construcciones Civiles que por cuestiones económicas no pudo finalizar la carrera de Ingeniería en Venezuela, Torres contó a Télam que debió pasar una noche entera en la puerta de Interpol para conseguir una ficha de antecedentes penales.
«Si bien nos atendieron muy bien, ellos mismos reconocían que se veían superados por tanta demanda. Había desesperación y llegaban venezolanos de todo el interior de Perú que no tenían donde quedarse, las colas se hacían interminables y hasta podías encontrar gente durmiendo allí mismo. Esta última semana se han podido ordenar más y entregan unos 200 turnos al día por orden de llegada», explicó.

Se estima que sólo en 2016 llegaron al Perú más de 10.000 venezolanos, en su mayoría jóvenes y profesionales universitarios que escapan de una crisis sin precedente en su país.

«La mayoría de los inmigrantes tienen estudios universitarios pero no ejerce su profesión u oficio sino que se ha tenido que adaptar a cultura distinta trabajando de lo que sea. Hay médicos vendiendo galletas y jugos en los mercados y abogados conduciendo taxis. Un porcentaje mínimo trabaja de su profesión», asegura Perez, quien se reunió con el presidente Kuczynski durante su campaña a favor de los PTP.

Télam también charló con Simón (35 años), quien al igual que la mayoría de los venezolanos que se encontraban haciendo cola ante las oficinas de Interpol no quiso dar su apellido «por miedo a algún tipo de represalia del gobierno venezolano a la hora de regresar de visita al país».

En Venezuela, Simón trabajaba en una empresa familiar y estudiaba dos carreras en la universidad, una en Educación, a la que sólo le faltó la tesis, y otra en Administración de Empresas, hasta que la apremiante situación económica lo obligó a emigrar.

Simón tiene cita mañana, en el primer día de turnos para obtener el PTP, y la expectativa de «poder vivir por un tiempo aquí y regresar a Venezuela cuando las cosas estén un poco mejor. Por ahora estoy en busca de trabajo, pero al no contar con el permiso las cosas se complican, aunque sigo intentando encontrar un empleo que me permita trabajar de lo que estudié».

«Perú es un pueblo noble que le está tendiendo una mano a quienes se acercan con buenas intenciones a su tierra, pero que está claro que en medio de migraciones masivas se muestran cautos, porque son conscientes de lo que les ha costado construir lo que hoy tienen: una economía pujante, quizás la más fuerte de la región», destaca Perez y dice que «los venezolanos debemos demostrar lo que somos y dejar una buena huella aquí».

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online