Por plagiar una tesis condenaron a estudiantes de UTN a trabajos comunitarios y el pago de $ 60 mil

Por plagiar una tesis condenaron a estudiantes de UTN a trabajos comunitarios y el pago de $ 60 mil

Destacadas
0

ras una década de investigación por parte de la Justicia, finalmente se logró la condena a dos estudiantes de la Universidad Tecnológica de San Francisco que básicamente copiaron y pegaron el diseño industrial perteneciente a una empresa de Laboulaye y lo presentaron como tesis final de grado.

El caso involucra a la firma IGB S.A de Laboulaye como querellante, y a Darío Bonino y Mario Virglinio, dos estudiantes de Ingeniería Electrónica condenados por “infracción a los Derechos de Propiedad Intelectual o plagio”, y a la UTN, entidad educativa en la que fue presentado el trabajo final.

El pasado 12 de febrero, la Cámara Criminal y Correccional de San Francisco emitió el fallo que condena a los profesionales a dar un resarcimiento económico a Bonamico -$ 60 mil-, realizar trabajos comunitarios por seis meses y declarar la nulidad absoluta de la tesis ante la UTN.

En tanto, a la Universidad se le fijó un plazo de 15 días para que dicte el acto administrativo a través del cual declare la nulidad de la tesis en cuestión “bajo apercibimiento de desobediencia judicial”, según publica Puntal.com este viernes.

El abogado Carlos Romero Victorica, representante de la empresa laboulayense Agrindustrial (IGB S.A),sostuvo que lo interesante y novedoso de esta causa es que no existen antecedentes judiciales de este tipo en Argentina.

“La tesis fue plagiada en un 100%.Es un copy-paste”, aseguró Victorica.

Lo llamativo de este caso es que uno de los condenados, Mario Virgilio, trabajó en la empresa afectada y fue allí cuando copió un diseño que le habían encargado para una presentación innovadora a nivel internacional y lo presentó como tesis junto con su compañero.

Y no sólo eso, Virgilio ofreció el desarrollo como algo propio a otras empresas. Allí fue cuando la compañía demandante se enteró de todo.

VP