Internacionales

Preocupa a la ONU el aumento de asesinatos en zonas liberadas por las FARC

Preocupa a la ONU el aumento de asesinatos en zonas liberadas por las FARC

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertó sobre el incremento de asesinatos a líderes sociales y defensores de derechos humanos tras el acuerdo de paz alcanzado en noviembre con el gobierno.

[divider][/divider]

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertó sobre el incremento de asesinatos a líderes sociales y defensores de derechos humanos en zonas liberadas por las FARC tras el acuerdo de paz alcanzado en noviembre con el gobierno.

Durante la presentación del informe anual sobre los derechos humanos en Colombia, el organismo detalló que el 80% de los 127 homicidios registrados, 59 de los cuales fueron confirmados, ocurrieron en zonas en donde «hubo presencia histórica de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia».

Asimismo, el texto, titulado «Nuevos socios en derechos humanos» detalló que el «vacío dejado por las FARC lo están ocupando grupos al servicio del narcotráfico» que operan principalmente en regiones en donde prevalecen las economías ilícitas de minería y cultivos.

Por su parte, el representante en Colombia de la Oficina de la ONU, Todd Howland, atribuyó directamente los ataques a bandas narcoparamilitares como el Clan del Golfo.

«El Clan del Golfo está matando muy fuertemente en los departamentos de Chocó y Antioquia y hay otros grupos que asesinan en el municipio de Tumaco que también tienen influencia de estos grupos posdesmovilización», indicó.

Howland dijo además que el Clan del Golfo «tenía claro su objetivo después de que la guerrilla y el gobierno lograran un acuerdo de paz, que era ocupar los espacios que dejaron las FARC», informó la agencia de noticias DPA.

Finalmente, la organización, que es la encargada de la verificación y el monitoreo del alto el fuego con las FARC y de su desarme, recomendó el Estado colombiano «reconocer el asesinato de defensores de derechos humanos como una situación grave».

Tras conocer el informe, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, negó que los asesinatos de líderes sociales obedezcan a una acción sistemática.

«Vuelvo a decir que esto no será lo más simpático, pero es la verdad. No hemos podido documentar que haya detrás de esa actividad animosidad alguna contra líderes sociales», afirmó Villegas.

Sin embargo, el jefe de la cartera de Defensa reconoció que sí «se han encontrado vinculaciones directas del ELN (Ejército de Liberación Nacional) a los ataques contra líderes que se habían opuesto a mantener los cultivos ilícitos en el departamento del Cauca o que se habían opuesto a la minería ilegal».

 

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online