Locales

Prisión preventiva para el causante de una balacera en Frontera

Prisión preventiva para el causante de una balacera en Frontera

En una audiencia de medidas cautelares llevada a cabo a media mañana de ayer en los tribunales de Rafaela, se dictó prisión preventiva sin plazo para Máximo David B., un albañil de 37 años originario de San Francisco y residente en Frontera.

La acusación es por tentativa de homicidio agravada contra Lucas B., quien tenía 40 años al momento del incidente ocurrido en la ciudad vecina.

Máximo David B. fue detenido el pasado miércoles 15 de mayo y se encuentra actualmente en la Alcaidía de la Unidad Regional V de Rafaela. Está formalmente imputado por «homicidio doloso agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa» en concurso real con «portación ilegítima de arma de fuego de uso civil», además de «tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal» en un segundo hecho.

La audiencia fue presidida por el juez Nicolás Stegmayer, mientras que el fiscal Martín Castellano representó al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Balacera por drogas en Frontera: hay un detenido

Los hechos atribuidos

  • En cuanto al primer hecho, se le atribuye al imputado que el día 8 de abril pasado en un horario que no se podría determinar con exactitud pero ubicable minutos antes de las 2:15 horas, haber intentado provocar dolosamente la muerte de Lucas Eduardo B. de 40 años de edad en ese momento, mediante dos disparos efectuados en zonas vitales del cuerpo del nombrado.

Los disparos se produjeron en la vía pública, más precisamente en la vereda de un domicilio ubicado en calle 98 al 700 de la ciudad de Frontera, utilizando para ello un arma de fuego tipo revólver calibre 22.

  • Además, se le atribuye a Máximo B. haber portado en la vía pública, cargada y en condiciones de uso inmediato, el arma de fuego tipo revólver calibre 22 considerada como de uso civil, careciendo de las autorizaciones legales pertinentes, elemento que habría sido utilizado por el imputado para efectuar los disparos en perjuicio de Lucas B.

En ese horario mencionado del 8 de abril, el imputado se habría acercado hasta el domicilio de calle 98 al 700 de la ciudad de Frontera, del cual había sido echado por su propietario minutos antes tras mantener una discusión con el nombrado.

En momentos en que tanto el imputado como la víctima Lucas B. egresaban juntos de la propiedad y el primero ya se encontraba en la vereda de la misma, este extrajo el revólver, apuntó a Lucas B. a su pecho con dicha arma y le exclamó “los voy a matar a todos”. Luego de lo anterior, el agresor Máximo B., desde una distancia de alrededor de 2 metros efectuó entre tres y cuatro disparos en dirección a la víctima, dirigidos a zonas vitales de su cuerpo, región izquierda del tórax y abdomen, con clara intención de provocar su muerte y con pleno conocimiento de los medios utilizados.

Así, uno de los disparos efectuados ingresó en la zona del hemitórax izquierdo de la víctima, generando una pequeña laceración hepática y el restante disparo penetró la zona abdominal generando una perforación intestinal en íleon distal y vejiga, lesiones que debido a su gravedad pusieron en serio riesgo su vida y requirieron urgente atención médica en el Hospital Iturraspe.

Luego de efectuar dichos disparos en perjuicio de la víctima, el imputado se retiró corriendo rápidamente del lugar. El hecho atribuido al imputado no logró consumarse por razones ajenas a su voluntad, es decir por la oportuna intervención del personal médico.

  • En cuanto al segundo hecho, se le atribuye al imputado Máximo B., que el 15 de mayo de 2024 a las 6:00 horas, haber tenido en su ámbito de custodia de manera ilegítima -sin contar con las autorizaciones legales- un arma de fuego tipo revólver calibre 22 corto marca “Dallas”, de fabricación nacional, cargado con 6 cartuchos intactos y 1 cartucho percutado, considerado como de uso civil.

Dicha arma de fuego fue secuestrada en el sector de la cocina comedor del inmueble del imputado ubicado en calle 80 al 300 de la ciudad de Frontera, en momentos en que personal del Distrito Frontera de la Policía de Investigaciones (PDI) efectuara un registro domiciliario del mismo.

COMPARTIR