Tomas Aimaretti vuelve a formar parte del plantel de San Isidro

Tomas Aimaretti vuelve a formar parte del plantel de San Isidro

Estación Deportiva
0

Es para la próxima temporada 2019/20 de la Liga Argentina, ocupando una de las fichas U23 en la lista de Sebastián Torre.

Luego de su paso por las filas del 9 de Julio (Freyre), en la Liga Provincial, Tomás regresa al club de calle Corrientes, para vestir, una vez más, los colores que lo formaron y lo vieron crecer. Un nuevo desafío, con un nuevo plantel, nuevas responsabilidades, pero las mismas ganas y la felicidad de siempre, de volver a vestir la camiseta “santa” (la #6 en este caso).

El alero, cuenta cómo vive este regreso al club, como se prepara para el inicio de una nueva temporada de Liga Argentina, lo que se trajo de su paso por la Liga Provincial, y analiza el trabajo del plantel durante esta pre temporada, y su desempeño, puntualmente, en el Súper 10 solidario, en el que se consagraron sub campeones luego de la final frente a Instituto.

– Ya formaste parte del plantel de San Isidro en la temporada 2017/18 de la Liga Argentina, ¿cómo vivís esta nueva experiencia? ¿Notas diferencias respecto a tu anterior paso por el club?
– Sí, definitivamente. La estoy viviendo con mas responsabilidad esta vez, porque siento que tengo otro rol en el equipo esta temporada, ya sea desde las oportunidades en la toma de decisiones, los minutos dentro de la cancha, siento que esta vez puedo aportar y ayudar de manera más directa al juego colectivo, y obviamente eso exige más responsabilidad.

Por supuesto que esto trae aparejado cierta presión extra, pero no dejo de vivirlo con mucha felicidad, y creo que esa es un poco la dualidad emocional con la que puedo definir este presente. Felicidad, ante todo, desde el momento en que Seba (Torre) me habló para volver a jugar en la Liga, y la presión, de querer dar lo mejor de mí, tanto en los entrenamientos diarios, como en los partidos. Pero me estoy preparando para eso, justamente, para encontrar mi rol dentro del equipo, y poder dar lo mejor.

– ¿Qué sentís que te dejó, tanto personal como profesionalmente, la experiencia de tu paso por el 9 de Julio de Freyre, disputando la Liga Provincial?
– Si tengo que resaltar lo más importante, seguramente sea la confianza en la toma de decisiones. Siento que pasé de ser un jugador de equipo, a un jugador que debía tomar decisiones importantes dentro del juego, en pelotas o tiros claves, con toda la responsabilidad que eso conlleva, sabiendo que uno está tomando decisiones que afectan en lo colectivo. Eso nunca me había pasado a ese nivel, en una primera categoría, en medio de un certamen como la Liga Provincial.

Pero esa confianza no salió de la nada. Eso se construyó, precisamente, desde lo colectivo. Los minutos en cancha fueron fundamentales (tenía alrededor de 30 min. de juego), pero también fue fundamental sentir que el equipo me respaldaba.

Ahora espero utilizar esa confianza que me dio mi experiencia en Freyre, y trasladarla a lo que me exige mi rol dentro de este plantel. Consciente de que no voy a tener el mismo margen en la toma de decisiones, sobre todo porque hay jugadores de mucha jerarquía, pero en las decisiones que tenga que tomar, hacerlo con confianza absoluta.

– ¿Cómo ves el grupo que se conformó para esta temporada?
– El grupo es excelente, lo veo y lo siento como un grupo muy positivo, con jugadores de mucha jerarquía. Y lo que veo, sobre todo, es que si bien se nota la diferencia entre lo que son los jugadores de primera línea, y los de segunda (hablando desde lo táctico), en lo humano, en lo personal, y en el trato diario, esa diferencia no se nota. Los jugadores más experimentados están constantemente tratando de transmitirnos a los más jóvenes esa experiencia, esos conocimientos, ayudando en lo que puedan y en lo que necesitemos. Y eso se nota en las actitudes y en los detalles. Desde el buen humor y generar un buen ambiente en los viajes, hasta algún mensaje de texto que diga “Venite un ratito antes hoy al entrenamiento así charlamos un poco de determinada cuestión”. Están constantemente fijándose en las cualidades de cada jugador, remarcando lo que cada uno pueda aportar desde su lugar y desde esas virtudes, siempre para usufructo del equipo.

Y los jugadores más jóvenes, aportando desde la energía, desde las ganas, sabiendo que ese es un valioso aporte nuestro al equipo, en momentos claves del partido, donde haya que correr la cancha, salir a presionar. En el costado defensivo, nuestra tarea es fundamentalmente respetar todas esas variables defensivas que propone el técnico, y en la ofensiva, jugar para el equipo, y que las decisiones más importantes las tomen aquellos jugadores con más jerarquía, sabiendo que cuentan con el total respaldo del equipo.

– ¿Cómo analizas el trabajo realizado hasta el momento durante la pre temporada? ¿Qué análisis podes hacer del paso por el “Súper 10 Solidario”?
– El Súper 10 nos sirvió mucho. Sirvió para empezar a entender el funcionamiento de los jugadores. Más allá de las fortalezas, debilidades, cualidades y virtudes de cada jugador (que el técnico ya conoce), sirvió para ver y entender como todo eso funciona en su conjunto, y a partir de eso comenzar a comprender, qué decisiones sirven, suman, y cuáles no.

Si lo analizo desde lo táctico, me quedo con una sensación de satisfacción. Si bien no desplegamos un gran arsenal de jugadas y variantes, lo importante era ejecutarlas bien. Mucha transición, mucho juego de pase, no monopolizar el balón, sabiendo que tenemos un equipo largo y de mucha jerarquía, y en el que muchos pueden ser los que tomen decisiones.

Si bien venimos trabajando muy bien en los entrenamientos, lo importante de estos partidos de pre temporada es ver si logramos conectar, y yo creo que eso fue lo que hicimos, pudimos conectarnos.

Informe: Prensa San Isidro