Tomás, el guerrero morterense que sigue superando obstáculos

Tomás, el guerrero morterense que sigue superando obstáculos

Regionales
0

El niño de Morteros que está en Córdoba por un tratamiento oncológico, sigue en recuperación, tras etapas de quimioterapia. La remisión de la enfermedad es una excelente noticia y otra es que en pleno tratamiento estuvo internado en el Hospital Italiano, donde se dio el brote de Covid 19, pero sin consecuencias para él y su mamá.

De algo estamos seguros que los guerreros no son directamente proporcionales al tamaño ni a las edades cronólogicas. Tomás Rivarosa Ávila va progresando cada día del proceso de tratamiento previo al transplante. Su madre Vanesa Ávila en la mañana de AM 1530 confirmó “la remisión significa que la enfermedad se está yendo del cuerpo de Tomi, hace una semana nos dieron la noticia. Le queda un porcentaje muy pequeño de la enfermedad por haber pasado por muchas fases, la tercera del bloqueo en quimioterapia”.

Cada fase exige una semana de internación para la aplicación de quimioterapia, tratamiento altamente riesgoso.
En ese trayecto una infección obligó al niño de un año recién cumplido (el pasado 21 de mayo) a ser internado en el Hospital Italiano en pleno brote de Covid 19. Vanesa lo confirmó en la mañana de AM 1530 “cuando hubo el traslado de todos los pacientes, fuimos al Hospital de Niños a la zona de aislamiento. Con 3 hisopados negativos y la cuarentena cumplida, pudimos ir a casa”.

La familia Rivarosa- Ávila estuvo separada por el aislamiento, pero las situaciones pasan a ser un aprendizaje para todos. “Termina su tratamiento está decaído, pero tiene una fortaleza enorme, llega a casa y empieza a comer lo que es muy favorable” agrega la madre.
Lo que sigue es un tercer bloque la semana próxima, para tomar un receso y luego se irá a transplante de médula, cuyo donante es su hermano mellizo Mateo, con una compatibilidad ventajosa del 99,9%. “Estamos esperando ansiosos la nueva etapa, que probablemente sería en Sanatorio Allende”.

Concluye comentando Vanesa “desde el inicio de la enfermedad agarramos fuerza y nos pusimos la camiseta para luchar como familia. Cuesta con la pandemia porque nuestros familiares no pueden venir desde Morteros, pero la vamos llevando. NUESTRO FIN ES VOLVER A CASA CON TOMI”.

El pequeño guerrero avanza a paso firme derribando piedras, que lo harán fuerte ante el ascenso a la meta.

RCM