Nacionales

Tras el pedido de detención, Cristina participó de una misa con Madres de Plaza de Mayo

Tras la orden de desafuero y detención en su contra, la expresidenta y senadora electa Cristina Kirchner participó de una misa en la Iglesia de la Santa Cruz al cumplirse 40 años del secuestro de un grupo de Madres de Plaza de Mayo y otros militantes.

Con la proyección de un video documental de los cineastas María Cabrejas y Fernando Nogueira, la participación de la narradora Ana Maria Bovo y el acompañamiento musical de Paula Ferré y el grupo La Franela se realizó allí un homenaje a las madres fundadoras, las religiosas francesas y los militantes por los derechos humanos secuestrados.

El 8 de diciembre de 1977, al salir de una misa, un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada secuestró a dos de las madres, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga, la monja Alice Domon y seis personas más: hasta el 10 de diciembre de ese año se produjeron otros secuestros, entre ellos el de la fundadora de las Madres, Azucena Villaflor y la monja Leonie Duquet.

La Iglesia de la Santa Cruz fue declarada monumento nacional precisamente por un decreto de Cristina Kirchner en 2008 y allí descansan los restos de Ballestrino de Careaga y Ponce de Bianco y de la religiosa Duquet, identificados 28 años después de su desaparición por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

La actividad se realizó luego de la orden de desafuero y detención de Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento de Irán en el atentado a la AMIA y, además, a pocos días de que concluya el megajuicio de la megacausa ESMA, lugar donde las monjas estuvieron cautivas hasta luego ser desaparecidas, en el que se juzgó por primera vez a pilotos que participaron en «Vuelos de la muerte».

En ese grupo de la Santa Cruz se infiltró el represor Alfredo Astiz, uno de los exintegrantes del grupo de Tareas de la ESMA que fue condenado en 2011 a prisión perpetua por estos crímenes.

De acuerdo con testimonios de sobrevivientes ambas fueron detenidas ilegalmente en la ESMA y, por los reclamos de Francia, el jefe de la Armada y miembro de la Junta Militar, Emilio Massera, ordenó simular que habían sido secuestradas por la organización guerrillera Montoneros.

Ámbito

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24 HORAS
Escúchanos las 24 hs Online