Provinciales

Un científico cordobés desarrolló telas nanoscópicas que sirven para almacenar gas comprimido

Las telas nanoscópicas son de uso industrial y contienen moléculas activas capaces de almacenar gas comprimido en automóviles donde catalizan los procesos químicos, como el ordenamiento de moléculas.

[divider][/divider]

La investigación salió publicada recientemente en la revista internacional «Journal of the American Chemical Society» y reseñado en la prestigiosa Nature Nanotechnology, donde el estudio realizado por Alejandro Fracaroli, investigador del Conicet en el Instituto de Investigaciones en Físico Química de la Universidad Nacional de Córdoba fue muy bien recibida.

Fracaroli desarrolló unas telas nanoscópicas -para uso industrial- que contienen moléculas activas capaces de, entre otras cosas, almacenar gas comprimido en automóviles, gracias a que catalizan procesos químicos, como el ordenamiento de moléculas.

«Este tipo de materiales, que podemos traducir como entramados metal-orgánicos, son materiales cristalinos porosos, que tienen una gran área superficial, de ahí su aplicación en catálisis heterogéneas y captura selectiva de gases», explicó el científico cordobés a Télam Radio.

Las dimensiones de dichos poros están en el orden de los nanómetros, y por lo tanto los fenómenos que se dan dentro de los mismos no son cuantificables según las leyes de la física clásica, en un mundo donde las unidades de medida son 1.000 millones de veces más pequeñas que un metro.

Estos materiales, especificó el investigador, «están hechos de partes orgánicas y otras inorgánicas que forman redes que parecen telas que en su interior están completamente vacías, y forman poros que tienen afinidad por diferentes moléculas que son las que después se transforman o se almacenan en el material para su aplicación». Este desarrollo, según precisaron desde el Conicet, implica posibilidades completamente novedosas y abren un espectro nuevo de formas, características y aplicaciones.

En este sentido, Frascaroli mencionó que uno de los usos posibles sería la aplicación de estas telas nanoscópicas para la industria petrolífera y energética.

«El material tiene la capacidad de ordenar las moléculas de gas, de manera que podría almacenar seis veces más gas comprimido que un tanque normal», ejemplificó.

Fuente: Télam

 

COMPARTIR
AHORA MIRANOS EN VIVO LAS 24HS
Escúchanos las 24 hs Online