Internacionales

Una mujer asesinó a su ex, enterró el cuerpo y se escondió en la selva con su hijo durante tres meses

Una mujer asesinó a su ex, enterró el cuerpo y se escondió en la selva con su hijo durante tres meses

El motivo del crimen habría sido una pelea por un campo. El adolescente perdió cerca de 30 kilos.

Una mujer brasileña y su pareja fueron detenidos y acusados de matar al exmarido de ella, Pedro Fernandes Aparecido, de 64 años, y de enterrar su cuerpo en una zona boscosa. Tras el crimen, se escondieron durante tres meses en la selva, donde vivieron en condiciones muy precarias junto al hijo adolescente de la mujer.

Medios locales indicaron que Vânia Cristina de Almeida Farhat y José Pereira Neto mataron a Fernández Aparecido en su casa de la localidad de Chácara en diciembre del año pasado, en medio de una pelea por un campo.

Según la comisaria Camila Miller, Vânia Cristina de Almeida quería quedarse con la propiedad rural de su exmarido, con el que estuvo casada durante 10 años.

“Fue una disputa por una finca, tomaron alcohol y hubo una pelea física. A la víctima le dieron un golpe en la cabeza, pero no recuerdan el arma exacta, que sería una herramienta”, explicó durante una conferencia de prensa.

Luego del crimen, envolvieron el cuerpo del hombre en una manta, le taparon la cabeza con una bolsa plástica y lo enterraron en un matorral de São Sebastião do Monte Verde, a unos 100 kilómetros de distancia.

Casi cinco meses después, el cuerpo de Fernandes Aparecido fue encontraron en avanzado estado de descomposición, luego de que el sospechoso del crimen indicara dónde él y Vânia lo habían enterrado.

Tres meses en la selva

Tras el crimen, la pareja se escondió en un bosque cercano a la localidad de Liberdade durante tres meses junto con el hijo adolescente de Vânia, Lucas Salazar Farhat.

José Pereira Neto, que es albañil, construyó una casa de adobe en medio de la selva y los tres permanecieron aislados en condiciones extremadamente precarias.

Según la comisaria Camila Müller, el joven perdió alrededor de 30 kg debido a las condiciones en las que vivía. Cuando no pudo aguantar más, el trío dejó su refugio y caminó unos 70 kilómetros hasta un campo a cerca de la ciudad de Bom Jardim, donde el albañil había trabajado alguna vez. El dueño del lugar lo volvió a contratar y así pasaron dos meses, hasta que la policía lo detuvo a principios de mayo tras una denuncia anónima.

Vânia Cristina de Almeida Farhat y José Pereira Neto serán acusados de asesinato y ocultamiento de un cadáver. El adolescente, que no habría participado en el crimen, fue entregado a un familiar para su cuidado.

COMPARTIR